NIC 17. Arrendamientos. Caso práctico de arrendamiento financiero

Supongamos, una empresa concesionaria que realiza las obras de la construcción del metro en Bogotá, contrata con una entidad de renting el uso de un “topo” para la construcción de los túneles subterráneos para el metro. Una vez finalizadas las obras, el “topo” es irrecuperable, por lo que se quedará enterrado, y ha sido diseñado específicamente según las instrucciones de la empresa concesionaria. El precio al contado de la máquina (valor razonable) es de 81.697,44 u.m.

En el contrato:

  1. No se establece opción de compra.
  2. Fecha de inicio: 1-1-año 1.
  3. En cada cuota anual se incluyen los siguientes conceptos:
  • Seguro anual de accidentes:   200 u.m.
  • Servicio de mantenimiento anual:   500 u.m.
  • Intereses más recuperación del valor de la inversión: 000 u.m.
    • Total cuota anual: 700 u.m.
  1. Duración del contrato: 3 años, con cuotas anuales, que es la duración de las obras.
  2. Tipo de interés: 5% anual.

El cuadro de amortización del préstamo es el siguiente:

En el mismo no se incluyen la parte correspondiente al seguro ni el servicio de mantenimiento.

Se pide:

Determinar si se trata de un arrendamiento financiero u operativo, según la NIC 17.

Contabilizar lo que proceda.

Solución:

A pesar de no existir opción de compra, al ser un bien muy específico y a las especiales características del mismo, hacen que su utilidad quede restringida al arrendatario, hasta tal extremo que no va a ser recuperado por el arrendador, luego cumple con una de las condiciones establecidas para calificar el contrato como de arrendamiento financiero, a pesar de que se indica en el mismo que es un renting (debe prevalecer el criterio económico sobre el jurídico).

También podemos ver que con el préstamo se paga el valor al contado del bien, por lo tanto también cumple la condición de que al comienzo del arrendamiento el valor actual de los pagos mínimos acordados por el arrendamiento suponga la práctica totalidad del valor razonable del activo arrendado.

En dichos pagos mínimos hay que distinguir el seguro y el servicio de mantenimiento que serán gastos del ejercicio, de la cuota de interés y recuperación del costo del bien que es la cuota que se paga por el préstamo.

En consecuencia, aunque el contrato se indique que es un renting desde el punto de vista jurídico, económicamente las características del mismo hacen que se trate de un arrendamiento financiero, y que se contabilice como tal.

Se contabilizará lo siguiente:

  1. A la firma del contrato.

De este modo, el activo se registra en la cuenta de propiedad planta y equipo correspondiente por su valor al contado (valor razonable), mientras que en el pasivo se registra el corto y largo plazo por el importe de las cuotas de amortización, sin incluir intereses.

  1. Por la depreciación del activo: 81.697,44 / 3 = 27.232,49 u.m. Supongamos que se ha utilizado todo el año.

  1. Al vencimiento de la primera cuota.

  1. Reclasificación de la deuda.

  1. Por la depreciación del activo: 81.697,44 / 3 = 27.232,48 u.m.

  1. Vencimiento de la segunda cuota.

  1. Reclasificación de la deuda.

  1. Por la depreciación del activo: 81.697,44 / 3 = 27.232,48 u.m.

  1. Vencimiento de la tercera cuota.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

Una opinión
  1. ANGEL dice:

    En el caso de una pyme que posee varios leasing financieros y me cobran unos seguros mensuales contra accidentes (en unos casos fijos y en otro variables) ademas de los intereses, tendría que calcular el valor presente incluyendo dicho valor de los seguros?, En la NIIF para pymes solo hablan de seguros en cuanto al arrendamiento operativo.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.