NIC 17 Arrendamientos. Ejemplo Lease-Back

Ejercicio: Venta con arrendamiento financiero posterior.

Una empresa con necesidades urgentes de tesorería vende unas instalaciones celebrando un contrato de arrendamiento financiero con el comprador. El valor por el que tenía contabilizadas las instalaciones era de 400.000 u.m. y estaban depreciadas en 80.000 u.m., a razón del 20% anual. El precio de venta es de 950.000 u.m. El vendedor arrendatario se ha comprometido a pagar la renta correspondiente a un tipo de interés del 5%, durante 4 años, siendo la última cuota la opción de compra.

Se pide:

Contabilizar las operaciones derivadas de la información anterior correspondientes al primer ejercicio, desde el punto de vista del arrendatario y desde el punto de vista del arrendador.

Solución: La contabilización de la operación se puede realizar atendiendo a su naturaleza económica (préstamo) y no a su forma jurídica: venta y posterior arrendamiento.

Desde el punto de vista económico lo que en realidad se está produciendo es una operación financiera en la que la empresa está convirtiendo un elemento del activo no corriente (instalaciones) en un activo corriente (tesorería), pero sin por ello perder el control económico del activo ya que continúa usándolo y al finalizar el contrato tiene la posibilidad de ejercer la opción de compra, con lo que no habrá dejado de tener bajo su exclusivo control el activo fijo y, en realidad, lo único que ha sucedido, desde el punto de vista económico, es que ha obtenido un préstamo (950.000 u.m.) por el que ha pagado unos intereses.

En primer lugar hay que calcular el importe de la renta que la empresa se ha comprometido a pagar. Utilizando la función de la hoja de cálculo Excel =PAGO (B3;B2;B1) se calcula fácilmente dicho importe:

A continuación, se determina el cuadro de amortización de la operación financiera, que es el siguiente:

Contabilidad del arrendatario.

Por la contabilización de la operación financiera

Por el devengo de los intereses correspondientes al primer ejercicio.

Por el pago de la primera cuota.

Por la reclasificación de la segunda cuota.


Por la depreciación del ejercicio.

El activo se sigue depreciando igual, porque desde el punto de vista económico, la empresa continúa con el control económico del mismo.

Otra alternativa:

No obstante, según la NIC 17 en su párrafo 59, se debe reconocer por la venta el desplazamiento de la propiedad, difiriendo el resultado, de este modo en el momento de la venta tendríamos:

Por la formalización del arrendamiento financiero:

Ahora estas instalaciones técnicas se tendrán que depreciar en 4 años, ya que se venían depreciando en un 20% anual, por lo tanto 5 años, y ha pasado un año hasta la operación, por lo que únicamente quedan cuatro años.

Por lo tanto la operación financiera se contabiliza igual que en la otra alternativa, y únicamente a final de año, tendremos que realizar estos dos apuntes, por el traspaso al ejercicio de la utilidad diferida correspondiente, y la depreciación ahora por el nuevo importe del activo:

Contabilidad del arrendador.

Por la contabilización de la operación financiera.

Por el devengo de los intereses correspondientes al primer ejercicio.

Por el cobro de la primera cuota.

Por la reclasificación de la segunda cuota.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.