NIC 20 Subvenciones del Gobierno. Ámbito de aplicación

La NIC 20 está referida al tratamiento contable de las subvenciones y de las ayudas recibidas del gobierno. Por lo que respecta a las primeras, la exposición de la norma internacional contempla su tratamiento contable, así como la información que sobre ellas debe revelarse, abordándose tanto las denominadas subvenciones relacionadas con activos (Subvenciones de capital) como las llamadas subvenciones relacionadas con ingresos (Subvenciones de explotación). Sin embargo, al referirse a las ayudas, y dado el carácter específico atribuido a las mismas, la norma plantea únicamente la información que de ellas debe revelarse.

Las ayudas oficiales que van dirigidas a incentivar o apoyar a largo plazo actividades empresariales en ciertas regiones o sectores industriales, no estando las condiciones para su concesión específicamente relacionadas con la actividad de la empresa, se considera que deben tratarse de acuerdo con lo establecido en esta norma.

La NIC 20 no hace referencia a las subvenciones que puedan recibirse procedentes de empresas o particulares. Del mismo modo, se excluyen de la definición aquellas ayudas que no puedan ser valoradas de un forma razonable y las transacciones con el gobierno que no pueden distinguirse de las operaciones normales de la empresa. Además se excluyen expresamente de esta norma:

  • Los problemas especiales que pueden aparecer en la contabilización de las subvenciones en los estados financieros que reflejan los efectos de cambios en los precios o en información complementaria similar.
  • Las ayudas gubernamentales concedidas a la empresa en forma de ventajas, créditos y estímulos fiscales.
  • La participación del gobierno en la propiedad de la empresa.
  • Las subvenciones oficiales relacionadas con la agricultura y activos biológicos.

Por otra parte, no se consideran ayudas oficiales los beneficios que la empresa pueda obtener indirectamente como consecuencia de alguna acción por parte del gobierno que afecte a sus condiciones comerciales generales, ni tampoco la dotación de infraestructuras para mejorar la red de comunicación y transporte general, ni el suministro de instalaciones o mejora de infraestructuras, como una puesta en riego a una red de acequias.

La delimitación, a los efectos de la NIC 20, de subvenciones oficiales y ayudas públicas no reviste la nitidez que sería deseable. Básicamente, la diferencia entre ambas es que a las segundas, por regla general, no se les puede asignar razonablemente un valor. Las subvenciones oficiales son aquellas ayudas concedidas por el gobierno en forma de transferencias de recursos a una empresa como contrapartida del cumplimiento, pasado o futuro, de ciertas condiciones relacionadas con sus actividades. A su vez, la recepción por parte de una empresa de una subvención oficial supone que se da, al menos, alguna de las siguientes situaciones:

  1. Se producen aportaciones monetarias o equivalentes monetarios.
  2. Existe aportación de activos no monetarios.
  3. Se produce una reducción de una obligación (aunque una reducción en las obligaciones fiscales quedaría fuera del alcance de esta norma).
  4. Se condona un préstamo por parte del gobierno. En este sentido, hay que destacar que los préstamos condonables por el sector público serán considerados como una subvención cuando se cumpla los términos exigidos para su condonación.

Cuando se concede una subvención, es habitual imponer al beneficiario determinadas condiciones, y en muchas ocasiones los gobiernos no abonan las subvenciones hasta que existe la certeza de que aquéllas se han satisfecho. Dichas condiciones vinculadas a las subvenciones pueden ser de naturaleza muy variada, desde adquirir un determinado activo perfectamente especificado hasta la utilización de un activo en una localidad concreta, o bien pueden recibirse en forma de subsidio en los precios de venta de los productos, por lo que la recepción de la misma puede venir por la simple venta de un activo. Sin embargo, en ocasiones dichas condiciones no está referidas específicamente a las actividades propias de la empresa, sino que se conceden subvenciones para que la empresa opere en ciertas regiones o sectores industriales.

Las ayudas oficiales, a diferencia de las subvenciones, son ayudas emprendidas por el gobierno con el fin  de proporcionar beneficios económicos concretos a una empresa o grupos de empresas. El propósito de este tipo de ayudas es incentivar a la empresa para realizar acciones que no hubiera ejecutado en el caso de no haberle sido concedida la ayuda.

En ocasiones, las ayudas oficiales pueden tener como objetivo incentivar o apoyar a largo plazo actividades empresariales en ciertas regiones o sectores industriales no estando las condiciones para su concesión específicamente relacionadas con la actividad de la empresa. En tales casos, el tratamiento contable recogido en la norma internacional las asimila a las subvenciones.

El IASB no considera subvenciones a las ayudas oficiales a las que no se pueda asignar razonablemente un valor, así como aquellas transacciones con el gobierno que no pueden distinguirse de las transacciones normales de la empresa. Del mismo modo, no se considera subvención o ayuda gubernamental aquellas que producen beneficios en la empresa de forma indirecta por la puesta en marcha de iniciativas de carácter general que afectan a todo el comercio o la industria; las subvenciones deben ser ayudas directas. Igualmente los préstamos a tipos de interés cero o inferiores a los de mercado se consideran ayudas oficiales y no subvenciones oficiales. Por ello, no se registran contablemente los beneficios económicos derivados de ellos, de acuerdo con el tratamiento contable planteado en la NIC 20.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.