NIC 20. Subvenciones del Gobierno. Devolución de subvenciones

La devolución de una subvención oficial deberá recibir un tratamiento contable similar a las situaciones en las que se produce una revisión de una estimación contable, con arreglo a lo establecido en la NIC 8, y no como un error o un cambio en política contable. Es decir, en el caso de devolución de una subvención por incumplimiento de las obligaciones relacionadas con ella, la norma señala que deben tratarse como un cambio en estimación. Pueden darse varias situaciones:

  1. Si se trata de una subvención referida a un activo pueden darse las siguientes situaciones:
  • Si la subvención se contabilizó como un menor valor de activo, deberá registrarse un aumento del valor neto contable del correspondiente activo. El importe de la depreciación acumulada que debería haberse cargado deberá reconocerse como gasto inmediatamente (en algunos casos los efectos del registro contable de la devolución de una subvención oficial relacionada con un activo pueden exigir la consideración de un posible pérdida de valor del nuevo valor neto contable del activo relacionado).
  • Si se registró la subvención como ingreso diferido, deberá reducirse el saldo de dicha partida por el importe a rembolsar con cargo a resultados.
  1. La devolución de una subvención a la explotación debe aplicarse primero contra la parte de subvención que todavía no se haya reconocido como ingreso. La parte del reembolso que exceda del ingreso diferido, o si no existen ingresos diferidos, deberá reconocerse como gasto.

Ejemplos del tratamiento de las subvenciones.

Sirvan los siguientes ejemplos para ver las distintas opciones planteadas por los dos métodos contemplados en la NIC 20 para el tratamiento de las subvenciones.

Ejemplo 1. Tratamiento contable de las subvenciones.

La empresa AUNAP recibe una subvención oficial de capital por un importe de 1.000.000 u.m. para financiar totalmente la construcción y el terreno de un almacén. El 20% de la subvención se ha destinado a la parte relativa a la construcción y el resto al terreno, sobre el que deben realizarse ciertas labores de acondicionamiento que suponen unos gastos de 10.000 u.m. que se acometerán en diez años. El porcentaje de depreciación anual de la construcción que se estima que debe aplicarse es el 3%. Plantear las distintas opciones que plantea la NIC 20 para recoger el reconocimiento inicial que la empresa AUNAP debe realizar de la concesión de la subvención y para su tratamiento contable posterior. Se asume que la empresa cumple las condiciones establecidas para la concesión de la subvención.

Solución 1. Presentación como ingreso diferido.

En el momento de la concesión, la subvención se reconocerá como un ingreso diferido por un importe de 1.000.000 u.m., y la imputación posterior a resultados y su reconocimiento como ingresos se harán de la siguiente forma:

De la parte de la subvención asignada a la construcción (800.000 u.m.) se imputará a ingresos anualmente 3% 200.000 = 6.000 u.m. durante los años de vida útil asignada.

De la parte de la subvención asignada al terreno (800.000 u.m.) se imputará a ingresos anualmente, durante diez años, 10% 800.000 = 80.000 u.m.

Solución 2. Presentación como reducción de los activos.

La subvención disminuirá el valor del terreno y de las construcciones por la parte subvencionada, 800.000 y 200.000 u.m. respectivamente, lo que supone que los bienes aparecerá en contabilidad por un importe simbólico de 1 u.m. No se producirá ningún tratamiento posterior al figurar contablemente por dicho importe.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.