No se deje presionar de los bancos y sus operadores de cobro

Por

Retomando nuestro editorial “Negociando nuestras deudas con el sector financiero”, presentamos las siguientes recomendaciones para lidiar con los bancos y sus operadores de cobro.

En el transcurso de la misión que nos inspira de respuesta general, de apoyo particular a costos razonables y en la consulta profesional, hemos detectado con disgusto, como la posición de los bancos y sus operadores de cobro ha evolucionado hasta convertirse extremadamente agresiva, inconsecuente, grosera y violatoria de los derechos constitucionales fundamentales de miles de ciudadanos que se han visto unos avocados y otros seducidos por los cantos de sirena de los “servicios” a costos usureros que ofrece el sector financiero que finalmente revientan al colombiano promedio, por lo que sin hacer apología de la cultura de no pago, como medida de “resistencia civil” ante sus abusos, si retomamos nuestros iniciales planteamientos, para ajustarlos a la realidad del 2016, ya distinta de aquella que en el 2014 nos orientara a esas primeras recomendaciones, para reformularlas con un nuevo aire:

Lo primero es lo primero.

Deber es estresante, pero deberle al banco el doble, cada vez que llaman nos hacen sentir los parias del mundo, pero por encima de todo está su familia y usted. No se vuelva cíclico, no deje de pagar arriendo este mes, el colegio de su hijo el otro, o la cuota del carro el que sigue; tampoco suspenda su tratamiento odontológico; mucho menos deje de darle el gustico a su mujer de almuercito con salmón los sábados; ni se le ocurra salir del perrito de su hija, como de prescindir del regalo del cumple de la abuela. Si le debe a varios, contentar a uno, lo envenena a usted y desune la familia, sígale debiendo a todos como está, no se sacrifique que ningún banco se sacrificará por usted.

Hable en su entorno familiar con la verdad, se evitará un gran problema.

Establezca su real situación de deuda

Solicite virtual y materialmente información a los operadores de Información CIFIN S.A. y EXPERIAN COLOMBIA S.A., así sabrá en que forma, desde cuándo, porque valores y que riesgo tiene para el banco su crédito en mora. Simultáneamente sin pregonar nada, pida estados de cuenta pormenorizados a los bancos, no se conforme con el cartapacio de extractos que se acostumbraron a generar para que usted los desentrañe como es que son, o el renovado “… es que ya está en cobro jurídico y debe hablar con zutanito o tal empresa...” Carreta!!! El banco está obligado a suministrarle la información de manera directa!

No se deje amedrantar

Si lo amenazan con que lo van a embargar o que mañana mismo vamos por el carro, exija que le indiquen en que juzgado y con qué numero cursa el proceso para hacerse parte, verá que si no es cierto, como en el 99% de los casos, terminan tirándole el teléfono

Si esta demandado no se asuste

Quizá sea lo mejor que le pueda pasar, ya su deuda salió del entorno funcional del banco y del operador de cobro; tan pronto sepa a ciencia cierta del proceso y más aún si  recibe citación para notificarse, salga corriendo para donde un abogado idóneo y de su confianza; no se presente al banco, tampoco con el abogado del banco,  ni llegue solo al juzgado, podría estar perdiendo su única oportunidad de no pagar o pagar lo mínimo a plazo muerto.

Procure no negociar directamente

Concientícese, Usted no se las sabe todas, por eso está donde está; la  misma condición de deudor agobiado que muy seguramente lleva al límite su relación familiar, lo pone en una condición psicológica vulnerable y desigual frente a la organización con la cual debe tratar de negociar su deuda.

Asesórese idónea e integralmente

Lo ideal es asesorarse de un profesional idóneo, ya sea Abogado, Contador, Administrador de Empresas, Ingeniero Industrial, Economista, Matemático que conozca de operaciones bancarias y técnicas de negociación; si no está a su alcance, todos tenemos un amigo parlanchín, un familiar que si se las sabe todas, y hasta un conocido que se las da de abogado; sin pena recurra a ellos, envíelos como escuderos e intermediarios para que hablen a su nombre, al fin y al cabo por mucho que digan o lleguen a firmar, no lo comprometen, pero si podrá con calma asimilar lo que les digan.

Tenga mucho cuidado de caer en las redes de una serie de empresas  pseudodenominadas “reparadoras de crédito” que se presentan como la panacea para solucionar las deudas en un mínimo tiempo con el 50% de descuento, su forma de operar se sigue estimando en el límite piramidal.

No refinancie, no reestructure, no haga acuerdos parciales

No coma cuento, cualquier refinanciación, reestructuración o acuerdo de pago parcial de una deuda opera en su contra; en el momento de firmar acuerdos de pago, hágalo porque le favorece y lo podrá cumplir; no haga abonitos “de buena fe”, los perderá en gastos y no rebajaran la deuda.

Inventaríe sus activos y diversifique  sus ingresos poniéndolos a rentar

No tenga pena ni miedo, revise en familia si el carro, la casa, u otros bienes  puede ser más productivos ofreciéndolos en pago o volviéndolos efectivo; revise sus opciones de ingresos, lo que en su época tenía destinado para pagar sus cuotas, ahórrelo, póngalo a rentar no en el mismo banco ni en los del grupo,  no se meta en negocios que no conoce, pero mantenga en reserva su nivel de ingreso o rentabilidad, es un as del que dispone para negociar.

Analice la opción de acogerse a un proceso de insolvencia

Una vez inventaríe sus activos y sepa cuánto valen o cuanto puede obtener de ellos, revise con su Abogado, esta opción; pagará sus deudas, con el máximo de plazo, el mínimo de condiciones y limpiará su historial crediticio. Si los bancos no quieren, ellos se la pasan y terminaran perdiendo.

Sea paciente

Entre más tiempo pase, la deuda crecerá geométricamente pero ese mismo nivel de impagabilidad obrará a su favor; no dude que después de cinco años con un proceso judicial estancado, el banco terminará no solo aceptando una parte del capital, sino dándole un paz y salvo.

Solo nos resta desearle suerte, y tenga plena conciencia, que si una vez agotadas todas las opciones no puede, pues ni modos, deje de martirizarse, nadie está llamado a hacer lo imposible.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. iguazo Dice:

    Buen dia,
    Se tenia un cuante e codensa por un valor de 7'500.000 de retrasos en las facturas, y aunque se pagó el total de esa suma de contado en mayo de este año, estan llegando en los recibos u aviso que dice cobro prejuridico. que se puede hacer??

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.