No siempre proceden las notificaciones de la Dian en periódico de amplia circulación

Las notificaciones que la Dian hace a los contribuyentes por medio de un periódico de amplia circulación (Hoy en el sitio Web de la Dian), no siempre proceden, por cuanto esta es una forma de notificación excepcional que sólo se puede utilizar cuando se hayan agotados las demás previstas por la ley.

El debido proceso y el derecho a la defensa son principios constitucionales que sólo se pueden garantizar en la medida en que los afectos por un proceso, en este caso los contribuyentes, tengan la oportunidad de enterarse de que la Dian les adelanta un proceso  o investigación, lo cual sólo se logra en la medida que la notificación del acto administrativo sea efectiva.

Es por ello que la ley ha regulado adecuadamente lo que tiene que ver con la notificación de los contribuyentes [Artículos 563 y siguientes del estatuto tributario].

El artículo 568 contempla la posibilidad de que el contribuyente sea notificado por medio de un periódico de amplia circulación, en el caso de que las notificaciones sean devueltas por correo.

Pero a su vez, el artículo 563 del estatuto tributario, establece que la notificación por medio de un periódico de amplia circulación, se hará cuando no haya sido posible notificar al contribuyente mediante las distintas formas contempladas por el mismo artículo 563:

(…)

Cuando el contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante, no hubiere informado una dirección a la Administración de impuestos, la actuación administrativa correspondiente se podrá notificar a la que establezca la Administración mediante verificación directa o mediante la utilización de guías telefónicas, directorios y en general de información oficial, comercial o bancaria.

(…)

Luego, antes de proceder a publicar una notificación en un periódico, la Dian tiene la obligación de primero recurrir y agotar a las diferentes opciones de notificación que la ley contempla.

Sobre el respecto, el Consejo de estado en sentencia del 14 de julio de 2005, expediente 14661, ha dicho:

Respecto a la notificación  ‘por medio de publicación en un diario de amplia circulación’  prevista el inciso final del artículo 563 acabado de mencionar, se considera que procede  “cuando no haya sido posible establecer la dirección del contribuyente”. Los incisos anteriores prevén que cuando el contribuyente no la informe, la Administración podrá establecerla  ‘mediante verificación directa o mediante guías telefónicas, directorios y en general de información oficial, comercial o bancaria”.

De lo anterior se deduce que sólo en estas circunstancias, cuando agotados tales medios no sea posible establecer la dirección del obligado, procede la notificación por aviso.

El mismo Estatuto prevé en el artículo 567 que la forma de corregirse el envío de la actuación a dirección errada, es decir, a una dirección distinta de la registrada o de la posteriormente informada por el contribuyente, es remitiéndola en cualquier tiempo a la dirección correcta.

Por su parte el artículo 568 ibidem en cuanto a las notificaciones devueltas por el correo señala:

“Las actuaciones de la administración notificadas por correo, que por cualquier razón sean devueltas, serán notificadas mediante aviso en un periódico de amplia circulación nacional; la notificación se entenderá surtida para efectos de los términos de la administración, en la primera fecha de introducción al correo, pero para el contribuyente, el término para responder o impugnar se contará desde la publicación del aviso o de la corrección de la notificación.” (Resalta la Sala)

Ha considerado la Sala en varias oportunidades que el no intentar en forma diligente notificar a un contribuyente de que existe una actuación administrativa que lo vincula agotando todos los medios para lograrlo en forma efectiva, que exige sólo el mínimo cuidado y diligencia en la forma de efectuar la notificación por correo, puede presentarse una violación al derecho de defensa y contradicción protegido por el artículo 29 de la Constitución Política.

Se ha señalado que “la notificación de las actuaciones de la administración tiene como objetivo darlas a conocer y así permitir el ejercicio del derecho de contradicción y defensa por parte del interesado o como en el sub lite, permitir que el afectado se acoja a un beneficio legal como es el de la reducción de la sanción por presentar la información antes de la notificación de la resolución sancionatoria.”

De allí que se considere que la notificación por aviso contemplada por el artículo 568 del Estatuto Tributario, se halla sujeta a las reglas del artículo 563 ibídem, es decir, que la notificación "por medio de publicación en un diario de amplia circulación" procede "cuando no haya sido posible establecer la dirección del contribuyente", porque éste no la haya informado, debiendo la Administración establecerla, "mediante verificación directa, o mediante guías telefónicas, directorios y en general de información oficial, comercial o bancaria".

Resulta claro entonces que la Dian sólo puede utilizar los periódicos para notificar a los contribuyentes cuando le haya resultado imposible ubicarlos por otro medio, algo que hoy en día es poco probable, toda vez que la Dian dispone de una enorme cantidad de información gracias a la información exógena reportada por los contribuyentes.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.