Normas que sustentan la costumbre como fuente de derecho

Nos consultan nuestros lectores sobre las normas que sustentan la costumbre como fuente de derecho.

La costumbre es aceptada en muchos ámbitos como una fuente de derecho. Por ejemplo se puede encontrar aplicación en el derecho tributario, comercial, laboral, etc.

La legislación colombiana, de forma expresa se refiere a la costumbre como fuente de derecho. Se trata de una ley un tanto antigua, la 153 de 1.887 que en su artículo 13 dice que siendo la costumbre general es fuente de derecho a falta de legislación positiva.

Por su parte el artículo 4 del código civil deja claro que la costumbre no tiene fuerza contra la ley, de moco que habiendo una ley específica sobre un aspecto determinado, ninguna costumbre podrá ir contra esa ley. Esto complementa lo dicho por la ley 153 de 1.887 cuando avala la costumbre sólo ante la ausencia de ley positiva.

El código de comercio en su artículo 3 dice:

La costumbre mercantil tendrá la misma autoridad que la ley comercial, siempre que no la contraríe manifiesta o tácitamente y que los hechos constitutivos de la misma sean públicos, uniformes y reiterados en el lugar donde hayan de cumplirse las prestaciones o surgido las relaciones que deban regularse por ella.

En defecto de costumbre local se tendrá en cuenta la general del país, siempre que reúna los requisitos exigidos en el inciso anterior.

Este artículo quizás es el que mejor describe y regula la costumbre, puesto que establece unos requisitos claros que se deben cumplir si se pretende que la costumbre alegada tenga fuerza de ley.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. MARY dice:

    Los funcionarios públicos y servidores públicos y/o trabajadores de confianza pueden ser beneficiarios de los convenios colectivos a través de la costumbre.
    GRACIAS.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.