Notas estructuradas

Una nota estructurada es un producto financiero con un componente de activos de renta fija, libre de riesgo y otro de activos de venta variable con riesgo limitado. La finalidad es optimizar su rendimiento combinándolos. Para entender su funcionamiento es necesario analizar el rendimiento a partir de los activos que la componen en conjunto. En la interrelación y la complementación de estos reside el éxito de este instrumento financiero.

Conviene remarcar la diferencia de este producto frente a los derivados. Y es que, mientras que los derivados dependen del valor del activo subyacente, con las notas estructuradas, gracias a su sistema híbrido, se invierte por un lado en renta fija, garantizando el reembolso del capital y por el otro se abonan las primas de los derivados.

Este instrumento financiero viene referenciado por las variaciones de las tasas de interés, la cantidad mínima de inversión, índice de divisas, tipo de cambio, acciones y tasas de interés, entre otros.

La principal ventaja de las notas estructuradas en que son muy adaptables a las expectativas del inversor y muy seguras, ya que se pueden limitar mucho los riesgos. Tanta versatilidad conlleva óptimos rendimientos, siempre y cuando la componente de renta variable responde a lo esperado. En caso de que esto no fuera así, las notas estructuradas son una garantía de protección del capital invertido, puesto que se hacen cargo del déficit producido.

Del mismo modo, el inversor siempre que desee puede formalizar la venta de las notas estructuradas. Si bien, se recomienda que se conserve la inversión hasta el vencimiento de los plazos con el fin de maximizar el rendimiento. De hecho, una de las mayores desventajas de este producto es que estos plazos de vencimiento son muy extensos.

Otras de las desventajas de las notas estructuradas es su escasa liquidez. Además no existe transparencia a la hora de tasar el producto. A lo sofisticado del mismo, se le une la limitada cultura financiera del inversor. Elementos como la valoración exacta de riesgos son difíciles de acotar. Si bien estos riesgos de mercado no son algo de lo que preocuparse en comparación con otros productos, conviene vigilar los riesgos de liquidez y crédito. Cabe recordar que las notas estructuradas son deuda no garantizada por parte de los bancos de inversión.

Debido a la situación coyuntural, las notas estructuradas, pese a sus limitaciones, se presentan como una de las mejores opciones de inversión, gracias a sus mínimos riesgos y la protección del capital invertido.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.