Nuestra pobreza mental

El tema del emprendimiento es un tema de moda a nivel mundial y últimamente en Colombia, que por sus problemas de desempleo debe buscar alternativas de ocupación para la población, algo que el estado de una forma tímida ha empezado a considerar de importancia.

La creación de empresa, ha sido algo históricamente difícil en nuestro medio, en gran parte por le escasez de recursos, infraestructura y en algunos casos hasta de mercado.

Ha sido pues la escasez de recursos de distinta forma, el principal inconveniente que han tenido que sortear quienes se han aventurado en el mundo empresarial.

Sin embargo, analizando algunos casos de éxito y fracaso, no solo a nivel nacional sino internacional, se puede llegar a concluir que el principal inconveniente que debemos sortear no es la falta de recursos, sino la escasez de ideas, y si alguna idea buena llegará a salir, será difícil encontrar el personal idóneo que pueda llevarla a cabo.

En primer lugar, tenemos la escasez de ideas de negocio atractivas, de éxito, y en segundo lugar la incapacidad de nuestros emprendedores de sortear precisamente la las grandes dificultades por las que debe pasar alguien que se inicie con una empresa.

Parece que las grandes ideas no se le ocurren sino a los gringos, europeos (excepto España) y los japoneses.

Si hacemos en recuento de los grandes adelantos de la humanidad, ninguno tiene su origen en países de habla hispana y no es por falta de recursos, puesto que los países latinos, por ejemplo, tienen grandes recursos naturales que ningún otro país desarrollado tiene, pero le falta el recurso mas importante cual es el humano.

Y no es que los hispanos tengamos la materia gris menos gris que los gringos, europeos o japoneses, puesto que hay muchos científicos nuestros trabajando en estos países, lo que prueba que aquí también podemos, pero por alguna razón no ha sido posible tener éxito, lo cual es una contradicción.

Aquí la incapacidad para ser emprendedor es desde el mismo estado, sus instituciones, el sistema educativo, y el importante, del sistema financiero.

Muchas buenas ideas no arrancan porque no encuentran apoyo financiero porque los bancos no creen en que hacer empresa es viable. No existen entidades públicas [a excepción de unas pocas] ni privadas que inyecten capital de riesgo.

Este mismo portal, cuando se requirió de un capital, la respuesta de los bancos es que esto no era una empresa ni lo podía ser, por lo que fue imposible conseguir recursos en el sistema financiero, lo cual muestra la ignorancia total respecto de las nuevas tecnologías y tendencias. En esto, como de costumbre, los del norte nos llevan años de ventaja cuando las más grandes empresas son precisamente las que funcionan en la red.

Las pocas personas que son ricas en ideas y con espíritu emprendedor, deben emigrar a donde encuentren apoyo, porque es casi imposible conseguir el apoyo suficiente para sacar adelante cualquier proyecto de importancia. No es necesario con que una sola persona tenga la capacidad para hacer algo, se requiere el concurso de una serie de instituciones y medios que también tengan esa misma capacidad, lo cual escasea, lo que hace que en su conjunto, nuestra sociedad sea incapaz de ser innovadora y emprendedora.

Todos los elementos que deben concluir en una idea para que esta pueda tener éxito, son incipientes, están en pañales y adormecidos. Ni el estado, ni las universidades, ni el sector financiero tienen la voluntan y el la suficiente comprensión que les permita creer y apoyar al emprendimiento.

Recursos económicos es lo que sobra, sino los bancos no llamarían a sus clientes a ofrecerles créditos para que compren lo que sea, de ahí el gran incremento de las ventas de vehículos en este año, lo que ha incentivado el consumo, desperdiciando los recursos en algo improductivo, que no genera renta, ni siquiera la mantiene.

En definitiva plata si hay, lo que no tenemos es el recurso humano para invertir esa plata, lo cual no es otra que una preocupante pobreza mental.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.