¿Nuestros políticos confunden política económica con política electoral?

Por   22/09/2017

Del análisis de las propuestas económicas presentadas por las diferentes campañas electorales participantes en el proceso llevado a cabo por estos días, pareciera resaltar que nuestros políticos confunden política económica con política electoral.

Muchas de las propuestas lucen convincentes, muy bonitas, pero no muy ajustadas a nuestra realidad. Parecieran propuestas económicas para un país diferente a Colombia.

Hay propuestas que parecen responder más a un proceso de optimización política-lectoral que a una intención real y efectiva de resolver nuestros principales problemas económicos.

Hay propuestas económicas que son más populistas que pragmáticas. Hay propuesta que son sencillamente irrealizables, aunque lucen muy loables y hasta razonables pero en otra realidad.

Desafortunadamente los políticos han enseñado a sus electores a escuchar cosas bonitas, aunque sean irrealizables o hasta irracionales.

Nuestra cultura política  y democrática ha llevado a que los políticos luchen por presentar la propuesta más bonita, no la más adecuada ni la más conveniente.

Una verdadera propuesta económica debería contener los aspectos necesarios para resolver problemas específicos, aunque ello implicara sugerir decisiones impopulares, pero claro, eso electoralmente no es una buena estrategia. Es por ello que los políticos presentan una propuesta económica para conseguir votos, no para resolver los problemas económicos.

Si la sociedad fuera más culta en temas económicos, no aceptaría políticas económicas que ante el más mínimo examen, lucen utópicas, en las que se puede advertir una intención simplemente electoral.

En Colombia está muy arraigado aquello de que al pueblo hay que decirle lo que quiere oír, aunque después se haga lo contrario. Y eso se debe a que ese pueblo desconoce que hay cosas que no suenan bien al oído pero que son convenientes y necesarias, y que hay cosas que aunque suenen bien al oído, sencillamente no se pueden o no se deben  llevar a cabo, y en consecuencia, quien las proponga sólo quiere sacar ventaja de nuestra ignorancia económica, y eso debería por lo menos hacernos sentir ofendidos, insultados.

PD. No especificamos ni  profundicemos sobre ninguna propuesta económica en particular porque ello, sin proponérnoslo,  podría llevarnos a tomar partido por algún candidato, lo cual no es nuestro objetivo. Queremos conservar nuestra independencia futura para cuestionar lo que creamos necesario.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.