Nueva Reforma Tributaria Nacional

Por Luis Hernando Franco Murgueitio *

Mucho se debate sobre el tema de las modificaciones que quieren, y deben, hacerse en materias sustantiva (de fondo) y procedimental (de forma) al Sistema Tributario Nacional.

Son ciertas las advertencias que lo señalan como complejo, generador de desestímulo empresarial, casuista, inequitativo, alejado de la realidad empresarial mundial,  desarticulado, e instigador de evasión y corrupción tanto por su conformación como por su administración.

Ante tal situación, preocupante y grave, debemos advertir el indispensable cuidado que debe tenerse para no incrementar las tasas efectivas y para no entrabar más aún la maraña que ahora existe para cumplir con lo fiscal.

El cambio ha de tocar el fondo de las cosas para ofrecer equidad; simplificación; transparencia; eficiencia; y seguridad jurídico tributaria a todos los negocios, no solo a aquellos que quieren, y pueden, celebrar “contratos de estabilidad”, vergonzosa confirmación ellos de la falta de orden y de permanencia en el sistema.

La reforma habrá de hacer equivalentes las condiciones fiscales de los diferentes actores; igualar los parámetros contable, comercial y tributario; respetar políticas impositivas establecidas tiempo atrás, que se encuentran en aplicación y desarrollo por los contribuyentes; cumplir la lealtad empresarial respetando beneficios fiscales ofrecidos en épocas anteriores, precisamente para salir de una crisis; dar una verdadera entrada al fondo sobre la forma (atemperándose así ala Constitución Nacional); y eliminar toda opción de subjetivismo para calificar la correlación entre ingresos y gastos.

Descargar documento completo

*Director FRANCO MURGUEITIO & ASOCIADOS

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.