Objetivos de la ergonomía física

Por   24/10/2017

Un programa ergonómico exitoso utiliza las habilidades de muchas disciplinas, incluyendo la ingeniería, la psicología, la medicina, la seguridad, la gestión y los empleados o asociados. Para establecer este programa es necesario identificar el problema, priorizarlo, evaluar la causa o razón del mismo y decidir el mejor modo de actuar para remediarlo.

Una vez que estas preguntas han sido identificadas y evaluadas, los métodos de cambio ergonómico pueden ser implementados.

La práctica de la ergonomía física tiene dos objetivos principales para mejorar la salud en el lugar de trabajo, la seguridad y los problemas de diseño del trabajo. El primero es mejorar el rendimiento y la productividad. El segundo es prevenir la fatiga y las lesiones.

Cambios para conseguir los objetivos

Para lograr estos objetivos es necesario realizar cambios en el lugar de trabajo, así como en los procedimientos que llevan a cabo los trabajadores para cumplir con su misión. Podemos decir que métodos básicos de implementación del cambio, o modificación del trabajo, utilizados para mejorar o modificar el lugar de trabajo son:

  1. cambiar el proceso de trabajo
  2. cambiar el ambiente de trabajo
  3. cambiar la gestión del trabajo
  4. cambiar las herramientas

Podemos considerar una jerarquía de los medios preferidos de cambio en el lugar de trabajo.  El primer medio de cambio o modificación del trabajo es a través de controles de ingeniería, que implica  cambiar o sustituir el proceso de trabajo o el ambiente de trabajo.

El segundo método de cambio son los controles administrativos que cambian la forma en que se gestiona el trabajo. Esto puede implicar el cambio de ambiente de trabajo o la gestión del trabajo.

El último medio de control que debe ser implementarlo es el uso de equipo de protección personal, en los casos que así lo requieran las circunstancias. Estos equipos de protección  se utilizan como última línea de defensa, como una barrera entre el trabajador y un peligro particular de trabajo.

Cabe destacar que los programas ergonómicos de éxito son un proceso continuo, por lo que no hay que bajar la guardia.

El riesgo debe ser cuantificado o evaluado con frecuencia y los cambios deben ser implementados a través de un proceso de toma de decisiones. El seguimiento, una vez que se han implementado las modificaciones de trabajo, es un componente esencial de un programa exitoso para medir de nuevo el riesgo, asegurarse de que las modificaciones son apropiadas y de que se cumplen con seguridad, así como para determinar si se requiere una intervención adicional.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.