Obligación de declarar renta surge del monto de los ingresos y no del origen o naturaleza de estos

Por

La obligación de declarar renta de las personas naturales surge del monto de los ingresos que obtiene la persona, sin considerar el origen de esos ingresos o la naturaleza que puedan tener.

Algunas personas perciben determinados ingresos y equivocadamente creen que si esos ingresos son de terceros o corresponden a rentas exentas o ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, no les asiste la obligación de declarar renta.

El artículo 592 del estatuto tributario señala que las personas que tengan ingresos brutos anuales inferiores a 1.400 Uvt no deben declarar renta, de manera que si sus ingresos son de 1.400 Uvt  o más, debe declarar renta.

Adicionalmente el artículo 594-3 del miso estatuto señala que si el total de consignaciones no supera los 1.400 Uvt no se debe declarar renta, de suerte que si superan esos montos, entonces se deben declarar renta.

Nótese que la  ley en primer lugar habla de ingresos brutos sin hacer ninguna distinción, y cuando habla de total de consignaciones, no las discrimina ni las distingue, por lo que se incluyen todas sin importar que correspondan a la pensión de la abuela.

Esto para dar abordar lo planteado por un lector:

«En agosto del año 2017 recibí una indemnización por seguro de Vida en cheque de 60.000.000 de pesos por el fallecimiento de mi madre, los que cobré en una entidad bancaria y de los cuales le di la mitad a mi hermano.

La semana pasada recibo un mensaje de texto por parte de la DIAN en la que me notifican que de acuerdo a mi realidad económica y contable de 2017 debo declarar renta y específicamente por el asunto de la indemnización.

He consultado a algunos contadores y tienen versiones diferentes, algunos dicen que no estoy obligado declarar teniendo como base el artículo 223 del Estatuto Tributario en el que la indemnización por seguro de vida está exenta de renta; y otros afirman que si debo declarar con la aparición de la Ley 1819 de 2016, en la que supuestamente solo es exento el 10% de la indemnización (6.000.000) y los 54.000.000 restantes son gravables por estar clasificados estos ingresos en la Cédula RENTAS NO LABORALES y por haber superado el tope máximo de consignaciones bancarias $44.603.000 estipulado para el año 2017. (...)»

Si la persona recibió $60.000.000 en el 2017, está superando dos topes: el de ingresos y el de consignaciones en el supuesto que el valor del seguro se hubiera consignado. Es todo lo que interesa a la Dian como en efecto lo ha comunicado, y así lo establece la normatividad.

Una cosa es declarar y otra pagar impuesto

Al estado en primer lugar le interesa que el contribuyente declare así no deba pagar impuesto alguno ya sea porque lo que recibió era exento, o porque no era suyo. Recordemos que el objetivo del estado es conocer la realidad económica de sus ciudadanos y lo hace a partir de las declaraciones tributarias y los reportes de información exógena, y en razón a ello es que el estado busca que las personas declaren renta incluso si no debe pagar un peso de impuestos.

En ese orden de ideas, una vez se supera tan solo uno de los topes para no estar obligado a declarar, se debe declarar, y ya en la declaración se  hacen las depuraciones que correspondan, como las rentas exentas, los costos, las deducciones, los ingresos recibidos para terceros, etc., para determinar si finalmente hay que pagar impuesto, y cuánto se debe pagar si es ese el caso.

Aún en el hipotético caso que todos los ingresos sean exentos, se debe declarar, pues se repite, la calidad de exentos o no, no afecta la obligación de declarar, lo que afecta es la obligación de pagar que sólo se determina luego de declarar.

De otra parte, en efecto el artículo 223 del estatuto señala que la indemnización por seguro de vida es exenta, y aunque ese artículo no considera ninguna limitación, el artículo 341 del estatuto tributario sí contempla una limitación a las rentas exentas y deducciones especiales que pueden afectar la cédula de rentas no laborales, que es a la que pertenecen los ingresos por indemnización por seguro de vida.

Si el seguro de vida beneficiaba a los dos hermanos por partes iguales, o en las partes que haya dispuesto el tomador del seguro, cada persona ha de declarar el valor que le corresponde según lo dispuesto en el contrato de seguro, y según lo haya pagado la aseguradora, por lo que es un aspecto que se debe revisar para la elaboración de la declaración.

Por lo que se infiere del comunicado de la Dian, la aseguradora o el banco, o ambos, reportaron el total de la operación en cabeza de consultante, aspecto que debe ser verificado por quien elabore la declaración de renta, pues se debe determinar el ingreso que efectivamente le corresponde a la persona, algo que no podemos hacer en esta nota.

Posible hipótesis

Es probable que se presente la siguiente situación:

  1. El dinero no se consignó en la cuenta del contribuyente y por tanto las consignaciones de este no superaron el tope para declarar.
  2. El contrato del seguro disponía que al contribuyente sólo le corresponde el 50% del seguro y ese 50% no supera el tope de ingresos declarar

En un caso particular así, una persona podría considerar no presentar la declaración, pero como la Dian en sus sistemas tiene unos reportes que le indican que esa persona debe declarar renta, con seguridad le emplazará para que declare, y el contribuyente tendría que entrar a discutir y probar que sus ingresos no eran lo que le dijeron a la Dian y esos procesos son desgastantes y a veces en el transcurso de la investigación aparecen otros elementos que pueden no favorecer al contribuyente, y es un tema que el asesor del contribuyente debe evaluar en detalle.

Cada contribuyente es un caso particular que requiere investigación y análisis diligente y aquí sólo exponemos pautas generales.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Andrés Dice:

    Tema importantísimo el que han tratado hoy. Éste punto afecta a todos los colombianos hoy en día.

    He buscado información acerca de cómo tratar los ingresos para terceros respecto a las declaraciones de renta y al parecer no hay mucha información. Sería de gran ayuda que ustedes lo trataran en un próxima entrega. Gracias.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.