Oportunidad del beneficio de excusión en el contrato de fianza

En el contrato de fianza existe la figura jurídica del beneficio de excusión, por medio del cual el fiador puede solicitar que se persigan la deuda en los bienes  del deudor principal y las garantías prestadas para respaldar la deuda, antes que se proceda a cobrarle a él.

Pero este beneficio tiene su oportunidad para solicitarse, el beneficio de excusión no procede cuando se ha requerido al fiador para que cumpla la obligación a menos que al momento del requerimiento  el deudor no tenga bienes y después los adquiera.

El beneficio de excusión solo puede oponerse una sola vez,  si los bienes señalados por el fiador al acreedor para que se pague la deuda con ellos no producen efectos o no son suficientes, no podrá el fiador señalar más bienes a menos que se adquieran por el deudor posteriormente.

El código civil en su artículo 2388 establece esta regla de la siguiente manera:

“El beneficio de excusión no puede oponerse sino una sola vez.

Si la excusión de los bienes designados una vez por el fiador, no produjere efecto, o no bastare, no podrá señalar otros; salvo que hayan sido posteriormente adquiridos por el deudor principal”

 Cuando el acreedor es negligente a la excusión esto le puede causar muchos problemas debido a que el deudor puede caer en insolvencia, en este caso el acreedor por su negligencia no podrá hacer responsable al fiador sino en lo que exceda al valor de los bienes señalados por este para la excusión.

Cuando en la fianza se establece de manera indiscutible, que el fiador se obliga solo a lo que el acreedor no pudiere obtener del deudor, se debe entender por este solo hecho que el acreedor es obligado a la excusión, en este caso no será responsable el fiador de la insolvencia del deudor principal cuando:

  1. El acreedor poseía los medios adecuados para hacerse pagar.
  2. Cuando teniendo los medios para hacerse pagar haya actuado de manera negligente.

Así se encuentra establecido en el artículo 2390 del código civil, el cual se refiere a la negligencia u omisión del acreedor en el beneficio de excusión.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.