Pagos al régimen simplificado que no son deducibles en el impuesto a la renta

Hay una serie de pagos realizados al régimen simplificado que no pueden ser deducidos el impuesto a la renta en vista a las limitaciones impuestas por el artículo 177-2 del estatuto tributario.

En realidad, no es tanto al régimen simplificado sino a quienes debiendo estar en el régimen común no se han inscrito en él.

Esto se debe a la política del gobierno que busca que los contribuyentes le ayuden a fiscalizar el cumplimiento de terceros respecto a ciertas obligaciones tributarias, y en el caso del régimen común, al impedir que se pueda deducir un pago realizado a una persona que está en el régimen simplificado estando obligada a inscribirse en el régimen común, obliga a que el contribuyente realice un mínimo de verificaciones antes de contratar a personas que se presentan como pertenecientes al régimen simplificado.

El artículo establece que los pagos por operaciones gravadas con el Iva no son deducibles en los siguientes casos:

  • Si se realiza a personas del régimen simplificado por contratos de valor individual y superior a 3.300 Uvt.
  • Si el pago se realiza a una persona del régimen simplificado desde el momento que con la misma persona se han realizado contratos que por valor individual o acumulado superan los 3.300 Uvt.
  • Cuando no se conserve copia del Rut en el que conste que la persona natural está inscrita en el régimen simplificado.

Nos hemos referido a pagos realizados a los responsables del régimen simplificado, pero en realidad   la ley dice “no inscritas en el Régimen Común”, que viene a ser lo mismo, sino que la ley utiliza esa redacción para resaltar que si bien no están inscrito en el régimen común, deberían estarlo por el monto de los ingresos, o dicho de otra manera, se trata de personas que se anuncian como pertenecientes al régimen simplificado cuando en realidad deben estar en el régimen común.

La obligación de verificar estos límites es únicamente respecto a los contratos con el mismo contribuyente, de manera que el contribuyente no debe verificar si el contratista tiene contratos con otras personas o empresas.

Es de anotar que el tope de los 3.300 Uvt que establece el artículo 177-2 del estatuto tributario no guarda correspondencia con el tope de ingresos del artículo 499 del estatuto tributario, pues este es de 3.500 Uvt, y la idea de la limitación del 177-2 es precisamente obligar a que el régimen simplificado se pase al régimen común apenas alcance los topes de ingresos, pero en este caso hay un desfase de 200 Uvt, por lo que existe la posibilidad de que una persona que no cumple el tope de 3.500 Uvt deba inscribirse en el régimen común si quiere firmar un único contrato que anualmente no le represente los 3.500 Uvt, por lo que deberían igualarse los topes de una y otra norma.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.