Países con patrimonio negativo

Puede llegar a ser normal que una empresa tenga un patrimonio negativo, lo que si no parece muy normal, es que un país tenga un patrimonio negativo, y al parecer, a eso llegó Argentina.

Según el diario Argentino Página12, el patrimonio del sector público Argentino, para los años 2003 y 2004 llegó a ser negativo, según la información contable del estado.

Esto quiere decir, que los pasivos estatales son superiores a sus activos, algo que por lo general sucede por una pérdida continua durante años.

Es evidente, que para que esta situación se presente, además de tener un pasivo mayor a un activo, existen unos egresos superiores a los ingresos, que no es otra cosa que una quiebra total.

Esto, es la consecuencia indudablemente del manejo económico que se le da a un ente, que en este caso es un país.
Si bien un país no es una sociedad comercial, los principios administrativos, financieros y económicos deben ser los mismos, de lo contrario, pues suceden estas cosas.

Quiere decir esto que Argentina como país, financieramente puede ser inviable, ya que tener un patrimonio negativo, hace imposible poder financiar sus activos y por consiguiente su desarrollo.

Por fortuna, el único que tiene patrimonio negativo, es el estado como tal, más no las empresas ni sus habitantes.

Un estado en estas condiciones, es inviable, y para hacerlo viable, quizás la única solución, o al menos la más fácil para los administradores públicos y políticos, es mediante el incremento de los ingresos fiscales, pero mientras siga existiendo un exceso de gasto público, las cosas no mejoraran.

Si bien la economía nacional no se vea tan afectada (o tal vez sí) por la situación patrimonial del estado como tal, no deja de ser anecdótica, y quizás ejemplarizante respecto al manejo que se le da a un estado por parte de los políticos, que no tienen ni idea de cómo se debe manejar una empresa, pues es estado se debe administrar como si lo fuera.

Estas cosas no sucederían si los encargados de administrar el estado, fueran elegidos por mérito (la utópica meritocracia), algo que nunca sucede en ninguna entidad estatal.

Seguramente que a ningún empresario se le ocurrirá nombrar como gerente de su empresa a un ex presidente o ex ministro…

Luego veremos cómo están los estados financieros de nuestra querida Colombia.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.