¿Para efectos tributarios cuando se entiende extinta una persona jurídica?

Las obligaciones tributarias de una persona jurídica existirán mientras exista la persona jurídica, luego, hasta tanto no se extinga dicha persona jurídica, habrá que seguir cumpliendo con todas las obligaciones tributarias que le correspondan.

El punto es conocer cuándo, para efectos tributarios, se considera extinta la persona jurídica.

Sobre el respecto, el Consejo de estado ha proferido una sentencia muy interesante que recoge esta inquietud y algo más:

La capacidad jurídica se conserva hasta que se liquide el ente y se apruebe la cuenta final de liquidación

Situación fáctica: La actora demandó los actos mediante los cuales la DIAN le impuso sanción por no declarar renta en el año 1997. La actora demandada apeló el fallo que accedió a las súplicas de la demanda. El Consejo de Estado previo a resolver analizó la capacidad para comparecer al proceso de la actora, ya que según el certificado de Cámara de Comercio la sociedad fue disuelta y liquidada antes de la actuación administrativa.

Tesis: De acuerdo con el artículo 44 del Código de procedimiento Civil, “Las personas jurídicas comparecerán al proceso por medio de sus representantes, con arreglo a lo que disponga la Constitución, la ley o los estatutos."Se desprende de lo anterior, que las personas jurídicas de derecho privado deben acreditar no solo su existencia y su normal funcionamiento, lo mismo que el poder y mandato de sus gestores. En síntesis deben demostrar su propia personalidad y la personería de quienes la administran. De otro lado, las personas jurídicas de derecho privado se dividen en civiles y comerciales, éstas últimas adquieren personería jurídica a través del otorgamiento del instrumento público de constitución, acto por el cual se individualiza y separa de quienes la crearon en razón a que surge como un ente jurídico independiente. Es necesario distinguir la extinción de la personalidad en sí, es decir, la capacidad jurídica, de la extinción del substrato material (patrimonio social). El término disolución se refiere en forma especial a la extinción de la personalidad, y el vocablo liquidación, a la extinción patrimonio social. En este orden de ideas, se tiene que la sociedad es una persona jurídica con capacidad para ser sujeto de derechos y obligaciones, y, por consiguiente, para ser parte en un proceso, atributo que conserva hasta tanto se liquide el ente y se apruebe la cuenta final de su liquidación, que es el momento en el cual desaparece o muere la persona jurídica. Considera la Sala, que al haber desaparecido la sociedad de la vida jurídica, el señor DIEGO ALBERTO LONDOÑO GÓMEZ, quien figura en el certificado de cámara de comercio nombrado como liquidador, no estaba legitimado para representarla, toda vez, se repite, que con el trámite de la disolución y liquidación se extinguió la persona jurídica y por sustracción de materia, carecía de facultad para obrar como representante legal de una entidad que había dejado de existir material y jurídicamente y por tanto, no podía constituir un mandatario que representara “sus intereses”.

Sentencia de 11 de junio de 2009. Exp. 08001-23-31-000-2004-02214-01(16319). M.P.: HUGO FERNANDO BASTIDAS BÁRCENAS

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.