Paradoja de la frugalidad

La paradoja de la frugalidad o del ahorro, es un fenómeno económico sucedido cuando la población incrementa su nivel de ahorro, algo que sucede en toda crisis, cuya consecuencia es la diminución del ingreso total y con ello, paradójicamente, la disminución de la capacidad de ahorro. Es decir que entre más se ahorra, menor capacidad de ahorro se tendrá.

Sucede que cuando la gente incrementa su ahorro sin que haya incrementado sus ingresos, que es precisamente lo que sucede en tiempos de crisis, debe necesariamente disminuir el consumo, lo que a su vez disminuye el ingreso total de la población, y si el ingreso total se disminuye, la capacidad de ahorro también.

La razón es que el ingreso de una persona sólo es posible por el consumo de otra, de suerte que si todos ahorran más y consumen menos, la suma total del ingreso disminuirá.

De allí que ahorrar en tiempos de crisis, si bien es una buena idea individualmente considerada, no lo es para la sociedad en general, puesto lo único que hará será acentuar la crisis al disminuir la demanda.

Supongamos una población de dos individuos: A y B. B obtiene un ingreso de 100 gracia a que A gasta 100. Si A decide ahorrar y gastar sólo 80, B sólo obtendrá un ingreso de 80. Pero resulta que los ingresos de A son los gastos de B, y como B sólo ganó 80 por el ahorro de A, A terminará ganando menos por cuenta de su propia decisión de ahorrar más.

Incrementar el ahorro, así no sea en tiempos de crisis conduce necesariamente a una disminución del consumo, de la demanda, y cuando eso sucede se aumenta el desempleo y demás congéneres de este.

El incremento del ahorro es posible sin dañar la economía, cuando hay también un incremento del ingreso, pero el comportamiento humano hace que se gaste más cuando más se gana y se ahorre más cuando menos se gana, es decir, exactamente lo contrario de lo que debería hacer si actuara con base a la reglas de la economía y no  con base a las emociones.

Más sobre esta teoría

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.