Paradójicamente el ahorro suele incrementarse en tiempos de crisis

Aunque resulte paradójico, el ahorro suele incrementarse en tiempos de crisis económica, algo que encuentra explicación precisamente en la reacción de la gente frente a la crisis.

Cuando estamos en crisis, somos prevenidos, tememos por nuestro futuro, y en consecuencia, gastamos menos y ahorramos más para enfrentar los tiempos de las vacas flacas, por lo que el nivel de ahorro de un país suele incrementarse aún estando en plena crisis.

Cuando todo es prosperidad, el futuro no nos preocupa, así que consumimos sin temor, dejando poco margen para el ahorro, pero cuando la adversidad económica se hace presente, el temor nos obliga a ser precavidos, a ser ahorradores.

Y es ese mayor ahorro lo que puede hacer más difícil salir de la crisis, por cuanto esta se supera en la medida en que la gente consuma, en la medida en que la gente pierda el temor y gane confianza en la economía; otra paradoja de la economía.

Esto nos conduce una vez más a concluir que la base de la economía es el consumo, puesto que de este dependen muchos aspectos como el nivel de ahorro, y la misma crisis económica.

La sabiduría popular dice que hay que ahorrar en tiempos buenos para cuando lleguen los tiempos malos, sin embargo en economía se hace lo contrario [no sorprende mirar por qué le economía se lo pasa de fracaso en fracaso], puesto que se gasta como nunca en tiempos de gloria y se ahorra como nunca en tiempos de crisis.

Consumir demasiado en buenos tiempos empuja la economía a la crisis, y ahorrar en tiempos de crisis, hace muy difícil salir de la crisis, y claro, hacemos todo al revés.

Debido a que la gente y el sector privado en general ahorran en tiempos de crisis, para salir de ella el estado debe gastar más, a tal punto que el incremento del gasto público se ha convertido en una de las pocas herramientas para intentar dinamizar la economía.

Naturalmente que para las familias, ahorrar en tiempos de crisis es saludable, pero no lo es para la economía en general, puesto que se estanca ante la renuencia de la gente a consumir, y a la final, muchas familias ahorradoras terminan afectadas por su decisión de ahorrar. Vaya enredos que plantea la economía…

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.