¿Pensionarse después o empezar a trabajar antes?

Es una tendencia a nivel mundial el subir paulatinamente la edad de pensión bajo el argumento que los valores ahorrados por los futuros pensionistas son insuficientes para cubrir las pensiones y la administración de estas,  y si tal argumento fuera válido, ¿no cabría preguntarse entonces que tal vez la solución no sea pensionarse después sino trabajar antes?

Los fondos de pensión se alimentan de las cotizaciones de la gente que en el futuro espera pensionarse, pero dicha cotización sólo es posible cuando la persona está trabajando, y aquí el problema grave, puesto que es también una tendencia mundial el crecimiento del desempleo entre la juventud lo que les impide empezar a cotizar desde temprana edad, por lo que allí se pierden muchos años de cotización que podrían equilibrar las cuentas de los fondos de pensión.

Si la gente pudiera cotizar desde joven, por decir algo desde los 20 años, podría perfectamente pensionarse a los 60 años, puesto que sin duda 40 años de cotizaciones (más de 2.000 semanas), deberían ser suficientes para financiar la pensión de quien espera vivir no más de 78 años en promedio.

Y es mejor trabajar más temprano que tarde, no sólo para el trabajador sino para el economía en general, puesto que en la mayoría de la actividades económicas, o por lo menos en las que se sustenta el desarrollo económico de un país, se es más productivo cuando se es más joven que cuando se es más viejo, pues no en vano es política de muchas empresas no contratar personas que tangan más de 35 años.

En consecuencia, resulta lógico considerar que en lugar de retrasar la pensión hasta cuando no sea posible disfrutarla plenamente, que es el objetivo de la misma, deberían fijarse políticas de estado que aseguren un recaudo de cotizaciones desde temprana edad  y de forma permanente, lo cual garantizaría sin duda una pensión justa y temprana para quienes han luchado toda una vida en pro el progreso de su familia y del país.

De modo pues, que una solución definitiva empezaría por garantizar pleno empleo y de calidad desde que el ciudadano es apto para trabajar  en lugar de obligar a los ancianos a trabajar. Pura lógica y sentido común que los economistas, o políticos y banqueros parece que no han llegado a comprender.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.