Pérdida del beneficio de progresividad de la ley 1429 ¿un año o a partir de ese año?

Por

Muchos son los problemas que ha generado en su aplicación la ley 1429 de 2010. Entre muchos temas que se han discutido el que más llama la atención es el relacionado con el beneficio de progresividad.

Y es que no es para menos, pues sin lugar a dudas, es sino el mayor, uno de los mayores beneficios de la ley, que adicionalmente continua vigente. De allí, que sobre el beneficio de progresividad en el impuesto de renta y complementarios se centre la mayor atención.

Una de las preguntas que normalmente se hacen es ¿una vez perdido el beneficio de progresividad en renta, se inaplicada el beneficio solo por el año del incumplimiento o de allí en adelante no puede accederse al beneficio de progresividad?

Pues bien, para ello, debemos reseñar el artículo 9 del decreto 4910 de 2011:

“Artículo 9°. Pérdida o improcedencia del beneficio de la progresividad en el impuesto sobre la renta y complementarios. Sin perjuicio de lo previsto en el artículo 7° del presente decreto, para efectos de la procedencia del beneficio de que trata el artículo 4° de la Ley 1429 de 2010, las pequeñas empresas beneficiarias deberán mantener en el respectivo año gravable y hasta el 31 de diciembre inclusive, las condiciones relativas al número de trabajadores y al monto de los activos totales a que se refiere el numeral 1 del artículo 2° de la citada Ley. En caso de incumplir alguna de las condiciones señaladas, el beneficio se torna improcedente a partir del año gravable en que esto ocurra.

Tampoco procederá el beneficio de progresividad en el impuesto sobre la renta y complementarios, cuando se incumpla con la renovación de la matrícula mercantil dentro de los tres primeros meses del año, cuando no se paguen en su oportunidad legal los aportes a salud y demás contribuciones de nómina, o cuando no se cumpla con el deber legal de presentar las declaraciones tributarias de orden nacional y territorial y de realizar los pagos de los valores a cargo en ellas determinados, autoliquidados o liquidados por la Administración, dentro de los plazos señalados para el efecto.” (Subrayado propio)

Antes de continuar, le invito a leer nuevamente el artículo citado.

Ahora bien, a simple vista la norma pareciera dar a entender que a partir del incumplimiento de los requisitos, se pierde el beneficio de progresividad en el impuesto de renta y complementarios.  Precisamente, la norma al señalar que “a partir” de allí se pierden, implica que por los años siguientes no se pueda hacer uso del beneficio de progresividad.

No obstante, una interpretación diferente puede llegarse a dar.

Resulta que al final del primer inciso señala que  las condiciones allí señaladas, es decir, las relativas al monto de trabajadores y de activos, son necesarias, sino “a partir” de allí se pierde el beneficio. Mientras que el inciso segundo señala que se pierde el beneficio “cuando” se incumpla con la renovación de la matricula mercantil, el pago de aportes, la presentación de declaraciones tributarias nacionales y territoriales y el pago de las mismas dentro de los plazo señalados, se perderá el beneficio de progresividad se perderá.

Es decir, el inciso primero que señala dos condiciones, señala que el incumplimiento de esas dos condiciones genera la pérdida del beneficio a partir de allí. Por el contrario, el incumplimiento de las condiciones del inciso segundo implica que se pierde el beneficio de progresividad simplemente “cuando”, lo que llevaría a que pueda interpretarse que se pierda el beneficio de progresividad solo el año del incumplimiento y poder retomar la progresividad los siguientes años.

¿Y usted que lectura le daría a la norma?

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.