Periodicidad de las declaraciones de IVA, ¿lo que diga el RUT o cuando realice la actividad?

Recordemos que hasta antes de la ley 1819 de 2016, teníamos tres periodos para las declaraciones de IVA: anuales, cuatrimestrales y bimestrales. Ahora con la reforma, tenemos tan solo dos periodos: bimestrales y cuatrimestrales.

Pues bien, en el caso de un exportador, la norma señala que su declaración se presenta de forma bimestral. Pero puede ocurrir que venga presentando su declaración con una periodicidad diferente, con lo cual se genera un conflicto al no poder determinar desde cuándo debe cambiar la periodicidad de sus declaraciones, si al año gravable siguiente, o en el bimestre siguiente. Problemática que ya habíamos evidenciado anteriormente.

Ahora bien, independiente la discusión descrita anteriormente, la pregunta que surge es, ¿Cuándo debe presentar la declaración bimestral un exportador, cuando modifique su RUT o cuando efectivamente realice una exportación?

Al respecto, la DIAN mediante oficio 1079 del 16 de diciembre de 2016 señaló que lo que debe primar es lo que esté estipulado en el RUT, argumenta la administración tributaria:

“es tanta la certeza y seguridad jurídica que genera para ambas partes los datos que se encuentran en el RUT, que a manera de ejemplo el cambio de dirección para efectos de las notificaciones, la anterior seguirá operando por un término de 3 meses después de la modificación, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 563 ET, por lo cual se genera una confianza legítima para ambos.

De acuerdo a lo anterior, no podría la administración desconocer el principio de seguridad jurídica y de confianza legítima, pues como se expresó de la información consignada en el RUT parte la administración para adelantar sus procedimientos y como se manifestó, dicha confianza se genera para ambos.

Luego, este Despacho considera que, en lo que respecta a la declaración y pago del impuesto sobre las ventas, la calidad de exportador informada en el registro único tributario permite confirmar que el  respectivo contribuyente es responsable del cumplimiento de las citadas obligaciones tributarias bimestralmente durante el respectivo año, ya sea que haga o no una exportación en el transcurso del mismo, pero siempre que haya realizado una primera actividad de exportación que le otorgó la calidad de exportador, calidad que permanece hasta que no cancele tal responsabilidad en el RUT.”

Si bien la intención del oficio es dar claridad, el inciso final descrito, prácticamente contradice la posición de que  prima el RUT, con todo es claro que lo que prima es lo que diga el RUT para la administración tributaria.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.