Periodo fiscal de los extranjeros que adquiere residencia fiscal por permanencia superior a 133 días en el país

En virtud del numeral 1 del artículo 10 del estatuto tributario, un extranjero que permanezca en el país por más de 183 días dentro de un periodo de tiempo de 365 días calendario (183 días continuos o descontinuos), se convierte en residente fiscal para efectos tributarios.

En tal caso, ¿cuál es su periodo fiscal?

Supongamos que por la regla anterior el extranjero se convierte en residente fiscal el 1 de junio de 2017. ¿Su periodo fiscal para el impuesto a la renta es del 1 de junio de 2017 al 31 de diciembre del 2017 o del 1 de enero de 2017 al 31 de diciembre de 2017?

Sucede que el periodo fiscal en el impuesto a la renta por regla general es del 1 de enero al 31 de diciembre, exceptuando el caso de las personas jurídicas en las que su periodo inicia más allá del 1 de enero si se constituyen luego de esa fecha, pero dicha excepción no aplica a las personas naturales.

Así lo ha conceptuado la Dian en oficio 007234 del 9 de marzo de 2015:

«Por lo mismo, cuando un extranjero adquiere la condición de residente en el país, lo es respecto del período gravable en el cual adquiere dicha condición y deberá presentar su declaración por sus rentas de fuente nacional y extranjera obtenidas durante el respectivo período. El hecho de adquirir la residencia en un mes ya iniciado el año, no conlleva que solo desde ese mes, a manera de ejemplo concreta los 183 días en mayo de 2014, deba incluir los ingresos solo desde mayo-, por que como ya se señaló, el período gravable del impuesto legalmente no es divisible. Una situación es la contabilización de los días para concretar la residencia y otra distinta es la obligación de declarar por todo el período. Para que el extranjero no residente tuviera la obligación de declarar por fracción de año desde el momento en que culmina el tiempo de permanencia en el país exigido en la norma, tendría que haberse previsto legalmente, lo cual no ha sido consignando.»

Así las cosas, independientemente de la fecha en que el extranjero cumpla los requisitos para ser considerado residente fiscal, una vez concretada dicha condición su periodo gravable será del 1 de enero al 31 de diciembre.

La consecuencia de lo anterior es que debe declarar todos los ingresos obtenidos desde el primero de enero, lo mismo que los demás conceptos como costos, gastos, retenciones en la fuente practicadas, etc.

Naturalmente que el extranjero residente fiscal debe declarar renta sólo si cumple los topes que la ley exige para ser declarante de renta, de manera que un extranjero puede ser residente fiscal pero no declarante de renta.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.