Planeando competitividad

La competitividad es aquello que nos permite generar ventajas sostenibles en el tiempo para generar riquezas en todas las partes interesadas. En la empresa hay variables fundamentales que nos pueden llevar a la competitividad como la capacidad del recurso humano para generar diferenciales, por ejemplo no es posible hablar de innovación sino tenemos personas inclinadas hacia el tema de descubrir permanentemente entornos, hay que capacitar al personal en la revisión permanente de los entornos para generar competitividad, además cambios en el entorno generan cambios en la dinámica del negocio.

En los últimos años con el tema de la globalización la competitividad toma relevancia, la expansión hacia los mercados globales no es solamente para ir a competir a nuevas regiones, pues normalmente éstas expansiones dejan nichos desiertos, entonces las pymes pueden aprovechar a cubrirlos, hay que tener la posibilidad de mirar segmentos del mercado que no están siendo atendidos en estos momentos de globalización.  La apertura de las pymes hacia esquemas internacionales no solo nos permite a nosotros ir, sino que otras empresas puedan venir a competir aquí, hay que comprender de una vez por todas que la competitividad no es una opción, es un asunto obligado y permanente.

En Colombia hay políticas en las que las empresas se apoyan para logar competitividad tienen que enmarcarse dentro de los programas que tiene el Gobierno. Sin embargo todavía se buscan mejoras sustanciales en infraestructura que propendan una sana competencia. Colombia tiene un atraso considerable en este tema, otros temas como educación, formación en magísteres y doctorados, como también el tema de transferencia tecnológica para las empresas.

Para hacer un plan de competitividad en la empresa hay que partir del hecho de que se posee una ventaja, una claridad acerca del sector y un conocimiento de la mecánica internacional de nuestros productos y servicios.  Nosotros podemos como empresarios cambiar los procesos, generar un entorno para que la percepción de nuestros clientes alrededor de tantas ofertas en el mercado, sea innovadora y preferida.

El papel de la tecnología dentro de la competitividad es fundamental  pero no refiriéndose solo a tecnología en sistemas informáticos o computadores únicamente, o elementos digitales, también está la tecnología blanda, como la tiene el café en nuestro país, la tecnología tiene que ver directamente en la mejora de los procesos y de las redes en que se desarrolle.  Equipos, conocimiento y redes (expansión de la tecnología).

Para que como empresarios seamos competitivos debemos comprender que quien compite con nosotros finalmente frente al mercado tiene el mismo interés.  Hay que conversar con nuestros competidores, aprender de ellos, hay que unirse para construir el mercado.  Lo otro que hay que pensar es ¿cuáles son mis ventajas?, para de esta manera fortalecerlas  y ver las desventajas.  Los empresarios estamos en la responsabilidad de diseñar una estrategia de manera coherente para solucionar desventajas competitivas apoyándonos en las ventajas que ya tenemos.

Los grandes errores cuando se quieren mejorar las ventajas es cuando se buscan fortalecer las inexistentes, por ejemplo competir con multinacionales siendo pequeños empresarios.  Hay que competir en otras cosas en donde realmente si tengamos ventaja y tampoco caer en el error de diseñar productos y servicios sin conocer el entorno, sin saber qué es lo que el mercado espera realmente.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.