Por la naturaleza del capitalismo no es conveniente la flexibilización laboral

Por la naturaleza propia del capitalismo, no es conveniente recurrir a la flexibilización laboral como mecanismo para solucionar los problemas del propio capitalismo.

Cada vez que el sistema capitalista entre en crisis, cada vez que la economía entra en recesión, salen empresarios y gobiernos a demandar una mayor flexibilización de laboral consistente en al abaratamiento de la mano de obra y del despido de trabajadores.

Aunque en algunos casos abaratar la mano de obra y facilitar el despido de trabajadores, puede ser una medida  que puede salvar empresas, no es una medida que convenga ni al sistema ni al trabajador.

Es obvio que al trabajador no le conviene la flexibilización laboral puesto que desmejora día a día sus condiciones, sus ingresos, su nivel de vida, por lo que no nos detendremos en este aspecto.

Para el sistema capitalista, aunque puede ser una solución en el corto plazo puesto que disminuye sus costos de operación y con ello mejora su rentabilidad, al largo plazo puede resultar contraproducente toda vez que se dejan intactos los otros elementos que hacen que una empresa no sea productiva, rentable o competitiva.

Además de la mano de obra existen muchos componentes de los costos de cualquier empresa, pero  la filosofía del capitalismo de conseguir la mayor rentabilidad con el mejor esfuerzo, hace que siempre se sacrifique la mano de obra para ganar más, y en cambio los otro elementos del costo se dejan intactos puesto que modificarlos podría significar considerable esfuerzo por parte de la empresa.

Si el estado permite que una empresa, para bajar sus costos desmejore las condiciones de sus trabajadores, esa será la opción que siempre se elija.

Son muchos los factores diferentes a la mano de obra que pueden significar una disminución de costos, que pueden lograr una mayor productividad de la empresa, pero esos factores serán ignorados en la medida en que los costos se puedan bajar fácilmente vía salarios. Por naturaleza del sistema capitalista funciona así. Para muchas empresas si alguien más puede asumir los costos, pues que ese alguien más lo haga, en este caso sus empleados.

Es por ello que a las empresas no es prudente darles a elegir entre bajar salarios o buscar la competitividad en otro lado como invirtiendo en tecnología, en investigación, en  capacitación, etc., puesto que siempre optarán por bajar salarios como hasta la fecha lo han hecho en nuestro país.

Y es precisamente por eso que muchas empresas hoy viven un atraso tecnológico, puesto que  durante muchos años no necesitaron innovar, investigar, debido a que siempre tuvieron la alternativa de mejorar su competitividad con base a bajos salarios, y en la medida en que se les permita lo seguirán haciendo.

Muchas empresas son competitivas única y exclusivamente gracias a los bajos salarios que pagan, mientras que en otros países son competitivas por infinidad de factores, menos por los bajos salarios.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.