¿Por qué a veces la Dian envía una invitación y no un emplazamiento?

Casi todo contribuyente en algún momento ha recibido de parte de la Dian un emplazamiento o una invitación, ¿pero qué motiva a la Dian a enviar  el emplazamiento o la invitación?

Algunos funcionarios deciden  actuar de buena fe cuando sólo envían una invitación, puesto que quieren darle la oportunidad al contribuyente para que corrija las inconsistencias de sus declaraciones tributarias de la forma más económica posible, y eso se logra sólo si no hay un emplazamiento de por medio, ya sea un emplazamiento para declarar o para corregir.

Sin embargo, en muchas ocasiones  la Dian opta por enviar una invitación porque no tiene certeza sobre las inconsistencias que contienen las declaraciones tributarias.

Y es que aquí hay un juego sicológico muy interesante. Es que si hay algo que le quite el sueño a un contribuyente, es recibir cualquier notificación por parte de la Dian, situación que algunos funcionarios de la Dian saben explotar muy bien.

Cuando un contribuyente recibe una invitación a corregir, por ejemplo, no sabe cuánto sabe la Dian; lo único que sabe es que la Dian “lo pilló”, luego, lo más posible es que el contribuyente, si es consciente de las inconsistencias que afectan su declaración tributaria, opte por corregirlas todas, lo que a veces es mucho más de lo que la Dian esperaba o sabía, por lo que la estrategia de la Dian suele dar muy buen resultado con el menor costo posible.

A pesar de los avances tecnológicos, la Dian aún no tiene la capacidad de saber todo de los contribuyentes, lo que hace que en algunas ocasiones tenga indicios de que un contribuyente le “está haciendo conejo”, indicios que no son suficientes para proferir un emplazamiento para corregir, así que recurren a la simple invitación a corregir, lo que en la mayoría de los casos da muy buen resultados por las razones ya expuestas.

Por la razón que sea, es mejor que medie una simple invitación, y si el contribuyente sabe que cometió irregularidades en el manejo de sus obligaciones tributarias, lo mejor es que corrija cuanto antes, puesto que las sanciones le saldrán mucho más económicas.

Hay que reconocer que muchos contribuyentes intencionalmente provocan inconsistencias en sus declaraciones con la esperanza de que la suerte los acompañe, y cuando estos contribuyentes reciben una invitación a corregir, seguramente sabrán que la suerte no les acompañó esa vez, por lo que procederán a corregir;  lo que pasa es que a esa fecha no saben cuánto sabe la Dian y es ahí donde la Dian les gana la partida utilizando una simple invitación a corregir.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.