¿Por qué cuando los usuarios de las EPS solicitan citas con especialistas se las dan para semanas o meses después?

Desde hace mucho tiempo, cuando un usuario de una EPS solicita una cita con un especialista se la asignan para semanas o meses después bajo el argumento que no hay suficientes especialistas, argumento generalmente falso.

Probablemente es cierto que en Colombia casi no hay especialistas porque las universidades por una razón que no se comprende, no forman suficientes especialistas. Mientras que una especialización de cualquier otra área del conocimiento es realizada por 20 o hasta 40 alumnos, en medicina inexplicablemente sólo aceptan dos o máximo 5 estudiantes. Una práctica que ha generado grandes traumatismos a la salud, pero que nadie osa cuestionar. Vaya saber qué intereses hay de tras de estas absurdas y hasta criminales políticas.

En fin, pero lo anterior no es razón para que una EPS  asigne una cita con un especialista para dentro de tres meses, cuando en muchos casos el paciente ya se ha muerto, y es muy fácil comprobarlo.

Haga el ejercicio de llamar a una IPS para solicitar una cita con un especialista haciéndose pasar por un usuario de alguna EPS. La respuesta será que sólo hay citas para dentro de mucho tiempo. Ahora cuelgue y vuelva a llamar y esta vez solicite cita como paciente particular, y con seguridad la cita se la asignarán para el día siguiente, o si se trata de una especialidad “rara”, para dos o tres días después. Eso desmonta el argumento de que no hay especialistas suficientes.

Si se consulta con los dueños de las IPS o con los médicos especialistas el porqué de esa práctica, la respuesta es que las EPS, además de pagar muy poco, les pagan muy tarde o nunca les pagan, por lo que dan prioridad a los pacientes (clientes) particulares que pagan en efectivo  y anticipadamente.

Hasta cierto punto es entendible la posición de las IPS o los médicos particulares, pues son entidades privadas con ánimo de lucro y nadie en su sano juicio invierte para perder dinero, máxime si consideramos que en muchos casos esas inversiones se hacen con base a endeudamiento, y además considerando que existen las entidades que deben cubrir esos costos.

La gran responsabilidad es de las EPS que recaudan el dinero de los afiliados y del estado y no le pagan a las IPS ni a los hospitales. Se quedan con el dinero, se lo roban como hiciera Saludcoop, que según los medios de comunicación, lo hizo  con la  asesoría del hoy intocable y todopoderso fiscal general, y no hay quien ponga en cintura  a las EPS. No hay poder humano ni divino que pare con el robo de los dineros de la salud.

Parece que el gremio de las EPS tiene un poder indomable que los blinda de superintendentes, ministros, legisladores, del  mismo presidente y  por supuesto del fiscal que no se investigará a sí mismo, y que no ha permitido que nadie lo investigue. La anterior contralora lo intentó y le tocó huir del país.

Las EPS tienen tanto poder y conciencias compradas que nadie se atreve cobrarles, a investigarlos, a sancionarlos ni a quitarles el recaudo de los dineros de la salud, sin importar que  los hospitales agonicen y los pacientes mueran  en las salas de espera de los centros de salud, y si las  EPS siguen financiando campañas políticas y dando dádivas a funcionarios públicos y legisladores con el dinero de la salud, nada cambiará, no importa cuántas personas mueran en las puertas de los hospitales.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.