¿Por qué la sanción por información exógena tiene un límite máximo?

Por 28 enero, 2019

El artículo 651 del estatuto tributario contempla la sanción para los contribuyentes que no presentan la información exógena, pero esta tiene un límite máximo de 15.000 Uvt.

¿Por qué a partir de cierto monto la sanción deja de ser gravosa y en algunos casos beneficiosa para el que incurre en el hecho sancionable?

Las sanciones tienen dos objetivos: estimular el cumplimiento de las normas y castigar su incumplimiento, y al colocarse un límite máximo, a partir del límite máximo la sanción ya no invita a cumplir con la norma sino a incumplirla.

Es así porque las ventajas de incumplir la norma son superiores a las desventajas por incumplirla.

El estado impuso la obligación de reportar la información exógena para poder ejercer un control estricto a las operaciones que realizan los contribuyentes, y ese control permite disminuir los índices de evasión, pues cuando todos los contribuyentes reportan sus operaciones con terceros, un simple cruce de información permite identificar las operaciones no declaradas por un determinado contribuyente.

Para un contribuyente que evade impuestos que superan el monto máximo de la sanción por no reportar información exógena, seguramente le resultará más a cuentas pagar la sanción y así evadir en impuestos un monto varias veces superior al pagado por esa sanción.

burlarse

Para el 2019 la sanción máxima por no enviar información exógena es de $514.050.000, monto irrisorio para los contribuyentes que evaden miles y miles de millones de pesos.

Ese límite de 15.000 Uvt no obedece a un estudio técnico ni al desarrollo de un principio constitucional en favor del contribuyente, sino que obedece a los intereses de quienes se pueden permitir pagar esa sanción y de quienes pueden pagar los costos de lobby necesario para acomodar la norma a sus intereses.

Un contribuyente que no reporte $100.000.000.000, por ejemplo, pagará una sanción equivalente al 0.5% de ese monto pero evadirá 40 o 50 veces el monto de la sanción. ¿No es un bien negocio?

Para un contribuyente pequeño, la sanción por no enviar información puede ser confiscatoria mientras para un grande es un regalo, o más que eso, es una patente de corso para evadir impuestos: te pago eso pero me dejas evadir esto, y se tratará como una ley no escrita pero que todos saben que existe y que se ha de cumplir.

Temas relacionados

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Pedro Dice:

    El problema no es reportar los 100.000.000.000 y pagar la sanción de exógena, el problema es como esos 100.000.000.000 después que los descubran me pueden alterar el impuesto por pagar, y por ende, la sanción de inexactitud que puede llegar al 200 %. Una cosa fácilmente puede derivar en la otra.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión?