¿Por qué una persona natural podría querer que le practiquen retención en la fuente por ingresos laborales y no por honorarios y servicios?

En un artículo publicado en el que se afirma que toda persona natural, sin importar ingresos, raza ni color debe actuar como agente de retención en la fuente por concepto de ingresos laborales,  se  precisó que en algunos casos esa persona natural tendrá practicar retención también por honorarios y servicios.

Es así porque así lo dispuso la ley 1819 de 2016 al modificar el artículo 383 del estatuto tributario y disponer en su parágrafo 2 que:

La retención en la fuente establecida en el presente artículo será aplicable a los pagos o abonos en cuenta por concepto de ingresos por honorarios y por compensación por servicios personales obtenidos por las personas que informen que no han contratado o vinculado dos (2) o más trabajadores asociados a la actividad.

(…)

Luego un lector nos pregunta lo siguiente:

Bueno, ¿y qué sucede, me refiero a sanciones, si el beneficiario se queda callado y no le informa a la PN que le pagó esos honorarios?

Es claro que si una persona natural que devengan honorarios o servicios quiere que le apliquen la tabla de retención en la fuente del artículo 383 del estatuto tributario, debe cumplir con los requisitos allí exigidos, y además, debe notificar al pagador que no ha contratado a dos o más trabajadores.

Y allí viene la pregunta de lector. ¿Qué pasa si la persona se queda callada y no informa nada al pagador?

Pues no pasa nada, ya que este tratamiento debe entenderse como un beneficio para el contribuyente, y este bien puede tomarlo o no tomarlo, es decir, que podría ser optativo.

¿Y por qué razón es un beneficio?

Es un beneficio porque las bases mínimas sujetas a retención por ingresos laborales son más elevadas, de manera que aplicando ese parágrafo un pago de menor cuantía no estaría sujeto a retención, ni por ingresos laborales ni por servicios.

Ahora, es un beneficio también si el pago es muy elevado, pues en igual caso al llevarlo a la tabla del 883 podría arrojar una menor retención en la fuente, de suerte que en cualquier caso el contribuyente le conviene más acogerse al parágrafo 2 del artículo 383 del estatuto tributario.

¿Y por qué es optativo?

Sencillamente porque si el contribuyente opta por el parágrafo 2 del artículo 383 saldrá beneficiado como ya lo expusimos, y si no lo hace, la Dian no pierde nada y de hecho gana, pues le aplicarán una retención mayor, y la Dian no perseguirá un procedimiento que perjudica al trabajador y beneficia al estado.

Adicionalmente no hay una sanción relacionada con esa normativa, ni para el sujeto pasivo que no se acoge, ni para el agente retenedor que desconoce la realidad de su contratista, puesto que ese procedimiento aplica sólo si el contratista informa al pagador que cumple con los requisitos.

¿Qué opina usted?

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

Una opinión
  1. MARIAM GARZON dice:

    Buenos días, interesante el análisis, sin embargo se debe fomentar que las personas actúen de manera correcta, así la retención sea más elevada, pues prima la sinceridad a una menor retención en la fuente que al final puede disminuir de su impuesto a cargo. Pero es que la corrupción que hoy nos afecta tanto ha comenzado por pequeños actos…..por que nadie se da cuenta.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.