Primero creímos que no había crisis, ahora que no será fuerte

En Colombia, nuestro gobierno primero no creyó que habría crisis y ahora cree que esta no será fuerte. Primero creímos que estábamos “blindados” y ahora creemos que a pesar de todo no pasara nada.

Cuando desde finales del 2007 todo apuntaba a la posibilidad de una gran crisis económica, el gobierno sólo lo reconoció a inicios del 2009, cuando hacía meses que la crisis había llegado; hoy que estamos en plena crisis cree que esta no es fuerte y que saldremos bien librados y muy pronto. Craso error.

Como en la guerra, en economía no se puede subestimar al enemigo porque el resultado será la derrota o una larga y ruinosa guerra, y parece que eso será lo que nos espera.

Empiezan a escucharse voces anunciando que la crisis no golpeará fuertemente a Colombia, que saldremos bien librados.

Quizás para el gobierno salir bien librados es no perder, es tener un crecimiento del 0%, que es lo que esperan los más optimistas en el 2009.

Ahora, aun en el caso de que la economía no pierda pero que tampoco crezca, resulta grave, porque las necesidades del país crecen cada año, y si la economía no crece, pues estamos decreciendo.

Es como la familia que gana lo mismo que hace dos año pero esta vez está compuesta por dos personas más. Los ingresos no han disminuido pero las necesidades si han crecido, por lo tanto será mucho más pobre que antes, aunque los estadistas y políticos digan que los ingresos no se disminuyeron. Que la economía familiar creció un 0%.

Aunque el optimismo y la confianza son necesarios para superar la crisis, no hay que confundirlos con la irresponsabilidad y la ingenuidad. Si caemos en exceso de confianza y conformismos, podemos estar perdiendo la batalla.

Es mucho mejor si esta crisis no la tomamos en serio.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.