Prorrogas del contrato de trabajo a término fijo inferior a un año

Luego de la tercera prórroga las partes no pueden acordar prórrogas con duración inferior a un año.

Entre los principios generales del Derecho existe el de la Autonomía de la Voluntad, según el cual las personas sólo pueden obligarse en virtud de su propio querer libremente expresado. De ese modo, en materia contractual  las partes pueden pactar entre sí las prestaciones que deseen.

En el campo del derecho civil la autonomía de la voluntad tiene una amplia aplicación, a tal punto que el artículo 1602 del Código Civil establece que todo contrato legalmente celebrado es una ley para los contratantes, y no puede ser invalidado sino por su consentimiento mutuo o por causa legal.

Ese principio que en materia civil goza de especial protagonismo, tiene una aplicación restringida en el campo laboral, toda vez que las normas del trabajo son de orden público y por tanto de obligatorio cumplimiento. O sea, que mientras en los contratos civiles las partes pueden “apartarse de la ley”, en el contrato de trabajo eso no es posible, salvo que se trate de beneficiar al trabajador.

Tomemos como ejemplo la situación que ocurre con el salario mínimo legal. Según la ley, a las partes les está prohibido pactar como tal una suma inferior a dicho mínimo, pero no una superior. Otro ejemplo, la ley establece que la duración de las vacaciones es de 15 días por cada año de servicios, lo que determina que las partes del contrato de trabajo no pueden acordar para esos efectos un período inferior, pero sí uno superior. Y un tercer ejemplo, de conformidad con la ley el trabajo extra nocturno en domingo o festivo debe remunerarse con el 250% del valor del salario ordinario (175% por ser dominical o festivo más 75% por ser extra nocturno). En este caso el empleador y el trabajador no podrían convenir una remuneración inferior a la prevista por la ley, pero sí una mayor. Y así podríamos seguir demostrando que en materia laboral la voluntad de las partes está limitada por la ley.

Hechas las anteriores anotaciones, descendamos al tema de que trata el título de esta columna.

Como es de conocimiento general,  el contrato de trabajo puede celebrarse en forma verbal o escrita, a término fijo, a término indefinido,  por la duración de una obra o labor determinada, o para realizar un trabajo ocasional, accidental o transitorio.

También sabemos que el contrato a término fijo debe constar por escrito, y que su duración no puede ser superior a tres años, pero se puede renovar indefinidamente (es decir, todas las veces que se quiera o que sea posible).

Ahora bien, si se pacta para el contrato una duración inferior a un año, el mismo puede renovarse o prorrogarse sucesivamente hasta por tres períodos iguales o inferiores al inicialmente acordado, pero si se produce una cuarta prórroga el término de duración de ésta no puede ser inferior a un año.

Ilustremos la situación con el siguiente ejemplo:

El empleador y el trabajador celebraron por escrito un contrato de trabajo al cual se le asignó una duración de 6 meses contada a partir del 1º de marzo de 2015.

-Duración del contrato: del 1º de marzo al 31 de agosto de 2015

-Primera prórroga: del 1º de septiembre de 2015 al 28 de febrero de 2016

-Segunda prórroga: del 1º de marzo al 31 de agosto de 2016.

-Tercera prórroga: del 1º de septiembre de 2016 al 28 de febrero de 2017

-Cuarta prórroga: del 1º de marzo de 2017  al 1º de marzo de 2018

Como puede advertirse, el contrato de trabajo ya se prorrogó hasta el 1º de marzo de 2018, por cuanto (asumimos) ninguna de las dos partes notificó a la otra su decisión de no prorrogarlo, para lo cual aquellas  contaban con un plazo que ya se venció, dado que el preaviso debe comunicarse con una anticipación no inferior a 30 días corridos, o sea hábiles y feriados.

A estas alturas de la nota cabe hacer la siguiente pregunta:

Podrían las partes ahora ponerse de acuerdo y pactar que la última prórroga no vaya hasta el 1º de marzo de 2018 sino hasta una fecha anterior?

La respuesta es NO, entre otras cosas porque eso significaría la renuncia del trabajador a un derecho que es irrenunciable por mandato de la ley, y además, porque el período previsto en la ley para el preaviso correspondiente ya está vencido.

Y otra pregunta: ¿Podían las partes haber acordado antes de vencerse el plazo del preaviso, en octubre de 2016 por ejemplo, que la nueva prórroga fuera más corta? La respuesta también es NO, porque la ley dice expresamente que después de la tercera prórroga el término de renovación no podrá ser inferior a un año.

Sobre este tema así se pronunció la Corte Suprema de Justicia en la sentencia que se incluye al final del siguiente fragmento:

“En este orden de ideas, la situación fáctica comparada con la norma que se denuncia como violada, conduce a prohijar la decisión que adoptó el tribunal, pues no solo se hizo una cuarta prórroga por tiempo inferior al que permite la norma, es decir, se actuó en contra de una disposición de orden público que contiene el mínimo de derechos que tiene el trabajador en relación con los contratos a término fijo sino que, también, se puede observar que todos los “otro si” se firmaron cuando ya faltaban menos de treinta (30) días para vencerse el contrato, es decir, ya se sabía, que el contrato se renovaría automáticamente; lo único que hicieron las partes fue variar el período de esa renovación automática volviéndola contractual. Esto solo podía caber si se ajustaba a la norma.” (Sentencia SL 1405 -2015  del 15 de febrero de 2015 M.P. Dr. Luis Gabriel Miranda Buelvas)

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Edinson Villaquiran Fajardo dice:

    Cordial Saludo

    Solo, para felicitarlos por tan buena informacion que nos comparten y de actualidad.

    Gracias por compartir sus recomendaciones y aportes en general para la sociedad.

  2. Rosa Angélica Valencia Castaño dice:

    Cordial saludo:

    Felicitaciones por participar e informar a los ciudadanos contenido d los derechos y obligaciones, que nos hace acreedores mediante las normas claras, expresas entendibles, para reclamar los derechos que tenemos como ciudadanos.
    muchas felicitaciones y que cada día les aumenten sabiduría fortaleza.}

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.