Provisión individual de cartera

Cuando un contribuyente vende  productos o servicios a crédito corre el riesgo de que algunos clientes no le paguen, y como al momento de hacer la venta el contribuyente debió registrar el ingreso respectivo, si luego no le pagan es justo que ese ingreso que nuca lo fue, sea ajustado a la realidad económica, y ello se hace mediante la provisión de cartera.

Desde el punto de vista fiscal, la provisión individual de cartera está regulada por los artículos 72, 73  y 74 del decreto 187 de 1975 compilado por el decreto único 1625 de 2016.

Allí se establece lo siguiente:

Como deducción por concepto de provisión individual para deudas de dudoso o difícil cobro fijase como cuota razonable hasta un treinta y tres por ciento (33%) anual del valor nominal de cada deuda con más de un (1) año de vencida.

El contribuyente debe individualizar cada cliente moroso, y sobre el monto del valor en mora aplicar hasta el 33% como provisión de cartera deducible del impuesto a la renta.

El procedimiento consiste en determinar cuáles deudas tienen un vencimiento superior a un año, y una vez determinado el monto en mora, aplicar el 33%.

Una vez determinada la provisión se ajusta el valor de la cartera disminuyendo el saldo en igual valor al monto provisionado.

Ejemplo de una provisión individual de cartea

Supongamos los siguientes datos a 31 de diciembre de cualquier año:

Cliente Días en mora Valor en mora Provisión
A 350 $22.000.000 0
B 400 $32.000.000 $10.560.000
C 170 $41.000.000 0

Contabilización de la provisión individual de cartera

Código Cuenta Debito Crédito
529910 Deudores $10.560.000
139905 Clientes $10.560.000

Por políticas internas la empresa puede fijar sus propias reglas para calcular la provisión de cartera pero entonces cuando llegue la hora de elaborar la declaración de renta debe hacer las conciliaciones  pertinentes, pues en tal caso es probable que todos los valores que figuren en la contabilidad no sean deducibles.

¿A qué fecha debo determinar la provisión individual de cartera?

En contabilidad generalmente cada mes se hacen las contabilizaciones a que haya lugar según la realidad económica de la empresa, de manera que cada mes se puede hacer el corte y determinar los días de mora de cada uno de los clientes de la empresa, algo que hace todo software contable y si no lo tiene, se puede hacer en Excel.

Sin embargo, al finalizar año cuando se hace el cierre contable se hacen los ajustes necesarios para depurar definitivamente la cartera vencida que se tiene y a la que se le puede provisionar el 33% con vocación de ser deducible, puesto que es probable que una deuda provisionada en enero ya haya sido pagada durante el transcurso del año, nueva situación que debe ser reflejada en la contabilidad.

Para evitar estos ajustes de fin de año, algunas personas optan por hacer un único corte a 31 de diciembre, que es el definitivo y es el que se llevará a la declaración de renta.

Por último, recuerde que una cartera cuya provisión se ha deducido del impuesto a la renta, y que luego es recuperada (el cliente la paga), el valor recuperado constituye renta líquida en el año en que se recupera.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.