Proyecciones a segundos y minutos son una receta para el desastre

La economía financiera, o mejor, especulativa, se mueve con base a proyecciones que hoy no pasan de segundos o minutos, y así, no queda duda que el final sólo se cosechará un desastre, como en efecto se cosecha desde el 2008 y hasta no se sabe cuando, puesto que en  países como los europeos apenas comienza la crisis verdadera, y luego las consecuencias llegarán por estos lados.

En la economía real, la de verdad, la de sudor y lágrimas, y de valor agregado, hay que proyectar  a mediano y largo plazo,  y muy a menudo a muy largo plazo. Una empresa de carne y hueso no se puede concebir a una semana, ni a un mes, ni a un año siquiera. Hay que hacer  proyecciones a varios años,  y durante todos esos años trabajar muy duro.

En la economía especulativa, sin embargo, los apostadores proyectan a sólo segundos, o a mucho a unos cuantos minutos. La proyección es tan  corta que debe ser realizada por una máquina, por un software que sea cazas de analizar variables y tomar decisiones en menos de un segundo, en un medio en el que una conexión defectuosa que cause un retraso en la transmisión de datos de una milésima de segundo, es suficiente para arruinar a un desafortunado inversor (léase especulador o apostador), pero claro, ese inversor no está apostando con su dinero, sino con el dinero de un futuro pensionado, o de alguna aseguradora de salud, o de un desprevenido ahorrador de barrio.

En una economía donde se proyecta de esa forma, donde los especuladores pretender ganar lo máximo al terminar el día, o antes si es posible, difícil es lograr estabilidad y confianza, y cualquier equivocación puede terminar en un desastre absoluto como el que llevó a que millones de personas perdieran sus pensiones en tan sólo unas semanas, pues el dinero de estas había sido apostado en el mercado financiero, y este anda tan de prisa que en algún lugar perdieron lo perdieron de vista, y ese mercado es tan intrincado  y complejo que hasta la fecha no ha sido posible seguirle el rastro, pues tan complicado es que ninguna entidad de control en ningún país del mundo ha sido capaz  de ejerce controlo a lo que sucede dentro del oscuro mundo e la economía financiera.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.