Publicidad engañosa, mala práctica prohibida por el Estatuto del Consumidor

Cuando hablamos de publicidad engañosa lo primero que pensamos es en ofertas falsas manifestadas al público, por su parte el estatuto del consumidor define publicidad engañosa en su artículo 5° numeral 13, de la siguiente manera:

“Aquella cuyo mensaje no corresponda a la realidad o sea insuficiente, de manera que induzca o pueda inducir a error, engaño o confusión”.

Esta práctica se encuentra prohibida por el estatuto del consumidor, y por ende cuando ocurra un caso de publicidad engañosa el anunciante deberá responder por los daños y perjuicios que esta le haya generado al consumidor; ahora bien la publicidad engañosa puede ser un error del medio de comunicación responsable de efectuar la publicidad y no del anunciante ¿Quién responde en este caso?

Cuando la publicidad engañosa sea consecuencia del actuar del medio de comunicación encargado de efectuarla, en este caso el anunciante y medio de comunicación responderán de manera solidaria solo si a este último se le comprueba dolo o culpa grave.

Sin embargo el anunciante podrá exonerarse de responsabilidad en los siguientes casos:

  • Fuerza mayor o caso fortuito.
  • Demostrar que la publicidad fue adulterada o suplantada sin que dicha situación se haya podido evitar.

Los actos de publicidad engañosa podrán ser demandados por medio de la acción de protección al consumidor, esta acción podrá ser presentada ante la superintendencia de industria y comercio; con ella se busca la efectiva protección de los derechos que tenemos como consumidores, en el caso que nos ocupa el derecho del consumidor de recibir protección contra la publicidad engañosa.

En la demanda que pretenda la protección contra la publicidad engañosa y la posible indemnización por los perjuicios causados, se deberá aportar prueba documental de la misma y manifestar las razones de la inconformidad; cuando se aleguen perjuicios estos deben ser demostrados en el proceso.

Es necesario antes de presentar la demanda efectuar un reclamo directo al productor o proveedor, el cual debe constar en la demanda. Esta reclamación puede hacerse por escrito, verbal o telefónica.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Jose Villa dice:

    La publicidad engañosa del gobierno no está prohibida y por tanto el gobierno no responde por daños ni perjuicios al pueblo colombiano

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.