¿Puedo cambiarme el nombre?

Muchas personas saben que la ley civil permite que podamos cambiarnos el nombre, pero otras personas no saben y se hacen la pregunta ¿puedo cambiarme el nombre? La respuesta a  esta pregunta se encuentra en el decreto 1260 de 1970 por el cual se expide el estatuto de registro del estado civil de las personas.

El artículo 94 del mencionado decreto dice lo siguiente al respecto:

El propio inscrito podrá disponer, por una sola vez, mediante escritura pública, la modificación del registro, para sustituir, rectificar, corregir o adicionar su nombre, todo con el fin de fijar su identidad personal.

La mujer casada podrá proceder, por medio de escritura pública, adicionar o suprimir el apellido del marido precedido de la preposición de, en los casos en que ella lo hubiere adoptado o hubiere sido establecido por la ley.

El instrumento a que se refiere el presente artículo deberá inscribirse en el correspondiente registro civil del interesado, para lo cual se procederá a la apertura de un nuevo folio. El original y el sustituto llevarán notas de recíproca referencia”.

 

Según lo transcrito una persona si puede cambiar su nombre, pero esto solo se puede hacer por una sola vez y con el fin de definir su personalidad o ejercer su derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad.

Al respecto la Corte Constitucional se refiere al tema de la siguiente manera en su sentencia T-1033 de 2008:

“El límite impuesto por el legislador extraordinario a la facultad de las personas de determinar libremente su nombre, como atributo de la personalidad, es constitucional y razonable, en la medida en que propende por la protección del bien común, mediante la restricción de un derecho fundamental que, en abstracto, no tiene el alcance de afectar su núcleo esencial, con el ánimo de brindar seguridad jurídica a las relaciones de los individuos entre sí y frente al Estado, al tiempo que desarrolla la función de policía inherente al nombre, al limitar para efectos de identificación del individuo, su plena sustituibilidad. Si bien la norma referida, en general, no tiene el alcance de lesionar el núcleo esencial de los derechos al reconocimiento de la personalidad jurídica y al libre desarrollo de la personalidad”

Entonces cuando una persona considera que su nombre no está de acuerdo con su personalidad la ley le otorga la facultad de cambiarlo, para que así desarrolle conforme al precepto constitucional su derecho al libre desarrollo de la personalidad.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.