¿Qué es la cobertura de tipos de interés?

La cobertura de tipos de interés es un conjunto de instrumentos muy desarrollados en los mercados de capitales gracias a los cuales el prestatario, ya sea una empresa o un particular, consigue protegerse frente a las oscilaciones de los tipos de interés. Mediante la cobertura de tipos de interés, además, el cliente logra una gestión más eficiente de los presupuestos, tiene la posibilidad de estabilizar los flujos de caja, de limitar las posibles pérdidas y, lo que es más importante aún, de frenar las subidas de la cuota mensual de los préstamos que tenga contratados.

Actualmente, tres son los tipos de cobertura más utilizados en los mercados de capitales.

-La cobertura de tipos de interés CAP. Mediante el CAP, el cliente queda protegido ante posibles subidas de los tipos de interés, fijando para ello un tipo máximo que sirve de tope si el mercado establece los tipos de interés por encima del límite establecido bajo este tipo de cobertura. Además, gracias a la cobertura CAP el cliente se beneficia de cualquier bajada que se produzca en los tipos de interés.

Las características más importantes de esta cobertura son la flexibilidad absoluta (pues se adapta totalmente a las necesidades de la empresa, al depender la prima del grado de protección que se ha elegido) y el hecho de que el contrato de un CAP no depende en absoluto del préstamo.

-La cobertura IRS. Dicha cobertura permite convertir el tipo de interés en fijo siempre que la empresa lo estime conveniente. Desaparecen, así, los riesgos de subidas de los tipos de interés de mercado.

Entre las características que mejor definen este tipo de cobertura, cabe destacar que proporciona una cobertura absoluta ante el riesgo de posibles subidas del tipo de interés, todo ello sin existir coste adicional. Además, el IRS limita la oscilación de los gastos financieros. Por último, la cobertura y la liquidación del préstamo son completamente independientes.

-La cobertura COLLAR. Gracias a este tipo de cobertura de tipos de interés, el cliente puede determinar un tipo de interés máximo y otro mínimo a lo largo de un periodo de tiempo y en función de un importe determinado, consiguiendo así lo que se denomina en finanzas "bandas de protección". Por tanto, ninguna oscilación de los tipos de interés del mercado provocará que la empresa tenga que pagar más o menos de la banda fijada en el tipo de interés.

Las características más importantes de este tipo de cobertura son dos. Por un lado, es el cliente quien decide la estrechez o la anchura de la banda de tipos. Por otro lado, el coste de la operación es cero, pues es un tipo de operación que está exenta de primas y/o desembolsos iniciales.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.