Que hacer cuando se contrata un empleado con alguna discapacidad sin saberlo

Algunas empresas no realizan exámenes médicos a sus trabajadores al momento de ingresar a trabajar, de modo que resulta imposible determinar si estos sufren de alguna discapacidad.

Si la empresa llegara a contratar a un empleado con una discapacidad sin conocerla, de la cual se entera posteriormente cuando el trabajador lleva ya un buen tiempo trabajando, es una situación que algunos no saben cómo abordar.

En primer lugar, hay que dejar en claro que una situación así no es causa justificada para despedir el trabajador. La empresa en ningún momento puede despedir a un empleado bajo el argumento de que este ya sufría de una enfermedad cuando ingresó a su empresa, y menos que este le ocultó la enfermedad o que le engañó.

Recordemos que la ley de forma expresa contempla las situaciones que constituyen justa causa para despedir a un trabajador, y entre esas causas, no está la referenciada en este documento.

En segundo lugar, la empresa no tiene por qué preocuparse, puesto que cualquier problema de salud o de incapacidad permanente para trabajar, quien debe asumir esas situaciones es la EPS o la ARP. De allí la importancia de que siempre se afilie a seguridad social a los empleados.

Así las cosas, la empresa no debe tener ningún problema por tener un empleado en estas condiciones, no debe temer nada.

De otra parte, no hay que olvidar que existe el periodo de prueba, periodo durante el cual la empresa evalúa la capacidad de un trabajador para desarrollar las actividades para las que fue contratado, de suerte que si durante el periodo de prueba el trabajador presenta un desempeño que para la empresa es aceptable, no debería haber problemas ni preocupaciones posteriores.

En el caso de que durante el periodo de prueba la empresa considere que el rendimiento del trabajador no es adecuado, tiene la posibilidad de dar por terminado el contrato de trabajo sin tener que pagar indemnizaciones al trabajador, caso en el cual, debe tener especial cuidado en que la razón por la cual se prescinde del empleado es su bajo rendimiento, más no que sea el hecho de su discapacidad. Esto es importante porque los trabajadores con discapacidades gozan de estabilidad laboral reforzada, lo cual puede ser utilizado por el trabajador despedido en defensa en caso de una reclamación judicial.
Esta es una situación que justifica el realizar exámenes médicos de ingreso.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.