¿Qué hacer cuando un empleado no quiere aceptar que el empleador lo afilie al sistema de seguridad social?

Con regularidad nuestros lectores nos preguntan qué hacer o cómo proceder cuando uno de sus empleados se niega a ser afiliado al sistema de seguridad social.

Aunque la seguridad social es un derecho por el que los trabajadores lucharon durante décadas, sorprendentemente hay algunos empleados que no quieren ser afiliados,  principalmente a salud, básicamente por el temor a perder los beneficios que les otorga el Sisben. Se trata por lo general de empleados que son contratados por periodos cortos de tiempo, y consideran ellos que por ese corto tiempo no se justifica desafiliarse del Sisben, pues volver a él les puede parecer complicado.

Aunque no debería existir temor a perder los beneficios del Sisben por afiliarse unos meses al régimen contributivo, ya que si el trabajador  lo notifica el Sisben está en la obligación de “guardarle el cupo”, el caso es que hay trabajadores que no entienden de esas razones y de plano rechazan ser afiliados a salud por el empleador, y aquí  la inquietud: ¿Cómo debe proceder el empleador ante un caso de esos?

Hay que decir con toda claridad que el empleador, sin excepción alguna, es obligado por la ley a que afilie al sistema de seguridad social a sus empleadores, y el empleador  no se puede negar a ello ni siquiera con una autorización del empleado. No vale que el empleado le firme una carta donde renuncia a la seguridad social que debe proporcionarle el empleador. Simplemente esa carta o autorización es ineficaz, y de pleno derecho, por cuanto está en contravía de los derechos laborales básicos del trabajador, de suerte que para la ley se entenderá que dicha autorización o renuncia no existe, o no existió.

Quiere decir ello que aún con autorización del trabajador de por medio, si en el futuro el trabajador sufre una enfermedad, un accidente, etc., el empleador tendrá que responder con su patrimonio por los gastos médicos y de recuperación del trabajador, e incluso hasta responder por una pensión por invalidez, por ejemplo. Un riesgo demasiado alto para asumirlo.

Ante este panorama, lo más prudente es simplemente prescindir del trabajador que se niegue a ser afiliado al sistema de seguridad social, o mejor aún, no contratarlo.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

4 Opiniones
  1. jose castro dice:

    para el que me pueda ayudar tenemos 4 meses con nuestro negocio la pregunta es si no dan un tipo de prorroga para dar el servicio de imss o si lo tengo que dar desde el primer dia que contrate a mi personal ya vinieron los de imss a exigirme el seguro de mis trabajadores y hasta salubridad, y se de muchos sushis que no da seguro y tienen muchísimo mas tiempo que nosotros

  2. Vilma dice:

    Y si ya trabaja conmigo pero no logro que me entregue su cédula para afiliarla porque no quiere perder un privilegio del SISBEN , puedo prescindir de sus servicios pero debo indeminizarla si ya pasó el periodo de prueba?

    • JUAN RUA MARTINEZ dice:

      Vilma: en mi opinión no debes indemnizarla ya que el hecho de oponerse a su afiliación a una EPS constituye justa causa para prescindir de sus servicios. Claro está, debes documentar debidamente todo el proceso mediante comunicaciones escritas para que tenga toda la validez.

  3. Rebeca Andrade dice:

    Buenas noches. Mucho les agradecería su orientación en la siguiente pregunta: Cuánto se le paga y cuales son las obligaciones para con una empleada de servicio doméstico a quien sólo se emplea 1 ó 2 días por semana, pues no encuentro reglamentación al respecto.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.