¿Qué pasa cuando el valor del seguro excede el valor real de interés asegurado?

En el contrato de seguro cuando el valor real del interés asegurado sea inferior al seguro, es decir, que hay un exceso en el contrato del seguro debido a que el valor real del interés asegurable es distinto al declarado por el asegurado se da la figura del sobreseguro, lo cual puede tener como consecuencia la nulidad del contrato.

El código de comercio establece que en caso de sobreseguro, se genera la retención de la prima a titulo de pena a favor del asegurador, lo cual se da solo cuando haya habido mala fe por parte del asegurado. Cuando por el contrario haya sobreseguro, pero el asegurado no haya actuado de mala fe, se puede solucionar esta situación con la reducción.

Esta regla se encuentra establecida en el artículo 1091 del código de comercio, el cual establece lo siguiente:

El exceso del seguro sobre el valor real del interés asegurado producirá la nulidad del contrato, con retención de la prima a título de pena, cuando de parte del asegurado haya habido intención manifiesta de defraudar al asegurador. En los demás casos podrá promoverse su reducción por cualquiera de las partes contratantes, mediante la devolución o rebaja de la prima correspondiente al importe del exceso y al período no transcurrido del seguro.

La reducción no podrá efectuarse después de ocurrido un siniestro total”. 

En el contrato de seguro es muy importante el principio de buena fe en la relación contractual  realizada entre el asegurado y asegurador, por esta razón la Corte Suprema de Justicia en sentencia de mayo 21 de 2002 expediente 7288, en la cual se refirió de la siguiente manera:

“En este campo el principio de buena fe se magnifica, en la medida en que a diferencia de muchos otros contratos en que la astucia o habilidad de las partes pueden llevarlas a obtener ciertas ventajas amparadas por la ley, en el contrato de seguro esta noción ostenta especial importancia, porque tanto en su formación como en su ejecución él se supedita a una serie de informaciones de las partes, que muchas veces no implican verificación previa, se trata de exigencias legales para la contratación, tendientes a que el consentimiento del asegurador se halle libre de todo vicio especialmente de error para que pueda conocer en toda su extensión el riesgo que va asumir”. 

Podemos observar que cuando se da la figura del sobreseguro, las consecuencias que esto puede generar dependen de la buena o mala fe con la que haya obrado el asegurado.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.