¿Qué pasa si olvido imputar el saldo a favor en la declaración siguiente?

Por en Oct 25 de 2017

Cuando se genera un saldo a favor en una declaración tributaria, una de las opciones que el contribuyente tiene es imputar ese saldo a favor en la siguiente declaración, ¿pero qué pasa si olvidó hacer esa imputación?

Si al saldo a favor no se ha imputado en la siguiente declaración, sea por olvido o por decisión del contribuyente, la única alternativa que tiene el contribuyente es solicitar dicho saldo en devolución o solicitar una compensación, puesto que ya no hay oportunidad legal para imputar el saldo a favor en declaraciones futuras.

Por ejemplo, supongamos que  la declaración de renta del año gravable 2015 arrojó un saldo a favor que se debía imputar en la declaración de renta del 2016, pero por olvido del contribuyente no se hizo. En tal situación, no es posible imputar el saldo a favor del 2015 en la declaración del año gravable 2017, puesto que la única oportunidad era imputarla en el 2016.

Si observamos el formulario para la declaración de renta o de Iva, encontraremos que hay un renglón destinado para incluir allí el saldo a favor de la declaración anterior, es decir, de la declaración inmediatamente anterior, no la de declaraciones diferentes a la que le precede, por tanto, no es posible la imputación de un saldo a favor que no esté consignado en la declaración anterior.

Esto con base a lo dispuesto por el decreto 1000 de 1997 en su artículo 13 que dice:

«Imputación de los saldos a favor. Los saldos a favor originados en las declaraciones de renta y ventas, se podrán imputar en la declaración tributaria del período siguiente por su valor total, aun cuando con tal imputación se genere un nuevo saldo a favor.

Cuando se hubieren practicado retenciones a título del Impuesto sobre las Ventas o efectuado ventas de materiales para autoconstrucción de vivienda de interés social y el saldo a favor por estos conceptos hubiere sido objeto de solicitud de devolución o compensación, sólo podrá imputarse la diferencia entre el saldo a favor del período y el valor que se solicite en devolución o compensación.»

Así las cosas, si no se imputó el saldo a favor en la declaración siguiente, lo único que queda es solicitar en devolución dicho saldo a favor, o en su defecto, solicitar que dicho saldo a favor se compense con alguna otra deuda  tributaria que el contribuyente tenga con la administración de impuestos.

Otra  posibilidad que existe para imputar el saldo a favor en el ejemplo anteriormente propuesto, esto es el saldo a favor del 2015 que se olvidó imputar en el 2016, es corregir la declaración del 2016, corrección que por generar un mayor saldo a favor o un menor impuesto a pagar, se debe realizar según el procedimiento establecido por el artículo 589 del estatuto tributario.

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Propiedad horizontal