Lograr que se reduzcan los aportes para salud de los pensionados del 12% al 4%, podría terminar siendo una victoria pírrica

De poco servirá que se bajen los aportes si no se mejora la calidad de los servicios de salud que reciben los jubilados 

Una lectora nos ha dejado en el espacio destinado a los comentarios de los visitantes, la siguiente inquietud: 

Cómo es posible que los pensionados, a quienes por razones lógicas no nos alcanza lo poquito que recibimos de pensión, y que por ello nos vemos en la obligación de hacer contratos o prestar servicios,  por cada contratico nos corresponda volver a pagar salud el 12% del 40% del valor de cada contrato. Pregunto: ¿para qué este dinero si ya estoy pagando salud?

Hasta cuándo nos seguirán robando? A dónde va esa plata? Al bolsillo de quien?  Esto es inaudito. Así por ejemplo, si hago un contrato de $ 25.000.000 tengo que pagar el 12% sobre $10.000.000, o sea, $1.200.000 aparte de las retenciones de ley... esto, para engrosar las cuentas de tantos lagartos chupa sangre.

Por favor no solo nos roban el 25% en la liquidación del ingreso normal, el  12% para salud, no recibimos auxilio de transporte, y el aumento anual de la pensión apenas llega al 2%. Es que creen que a los pensionados nos dan más barato el mercado y que no nos transportamos? Habrá alguien que nos defienda?

Pues bien, la inquietud de la señora me permite el siguiente comentario que comparto con los lectores de esta columna.

Sinceramente pienso que aquí el problema no es que el pensionado activo deba pagar un aporte adicional por el ingreso extra que recibe. Eso está bien. Lo que molesta y da ira es que los servicios médicos que recibe  el ciudadano no son oportunos, adecuados ni suficientes.

Dado que uno de los principios sobre los cuales descansa el Sistema General de Salud es el de la solidaridad, es apenas natural que quienes ganan más deban aportar más, y que quienes obtengan ingresos adicionales paguen también aportes adicionales, porque de esa manera se subsidia a quienes no aportan o aportan sumas muy bajas, tal como ocurre  con las personas que reciben servicios de salud por parte del SISBEN y de quienes cotizan sobre el salario mínimo y tienen inscritos varios beneficiarios.

De manera pues, que la protesta no se debería fincar en el costo de los aportes, sino en el pésimo servicio que reciben los pensionados. Aunque algunos piensen que aquí la diferencia es apenas semántica, no es tal. Así, por ejemplo, si a mí me venden una manzana dañada en tres mil pesos, mi protesta no la puedo fundamentar en que es muy cara para valer tres mil pesos, porque de esa manera yo estaría dando a entender que si el costo fuera menor yo aceptaría la manzana podrida, lo cual no sería ni saludable ni inteligente.  Lo propio ocurre con los aportes a salud, a mí no me sirven unos servicios médicos deficientes e inoportunos aunque sean baratos o regalados, yo lo que requiero son unos excelentes servicios. Entonces mi reclamo, para que tenga presentación y contundencia, no lo debo encausar por el sendero del costo sino por el de la calidad y la eficacia.

Yo estoy seguro de que si se les preguntara a los pensionados si ellos estarían dispuestos a seguir pagando el 12% por salud a cambio de unos excelentes servicios médicos, en los cuales las citas con especialistas fueran inmediatas, que el médico tratante dispusiera de la libertad plena para  ordenar los exámenes y pruebas que considerara necesarios,  que los medicamentos fueran de excelente calidad, etc., la inmensa mayoría de los encuestados aceptaría la propuesta.

La lucha, entonces, no debería ser para que se bajaran los aportes, sino para que se mejoraran los servicios. Los viejos no necesitan servicios baratos y malos, sino servicios excelentes aunque su costo les represente un esfuerzo adicional. Un pensionado con pensión mínima paga mensualmente $ 77.322, costo que resultaría justo si se tratara de buenos servicios.  Pero luchar por bajar los costos sin reparar en la calidad, es como pedir rebaja por la manzana podrida.

Algunos dirán que pretender buenos servicios con un sistema de salud como el que tenemos es una utopía, y que “a falta de pan, buenas son la tortas.”Ese refrán tendría validez en una sociedad de indolentes, de apocados, de gentes incapaces de soñar y de luchar. Y yo creo que la nuestra es una sociedad paciente pero no cobarde. Infortunadamente esa lucha se la hemos dejado a los pensionados y a éstos, en su mayoría, las fuerzas ya no les dan para encararla… ya no son una fuerza de presión de largo aliento. Esa lucha deben librarla todos los trabajadores, los activos y los pensionados, al fin y al cabo, todos tenemos una cita con la vejez.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

9 Opiniones
  1. Delia Parra Rodríguez dice:

    Apreciados señores de Gerencie:

    Primero que todo, gracias por la página en la que ustedes abordan temas tan importantes entre ellos este de la Seguridad Social. El comentario respecto a “De poco servirá que se bajen los aportes si no se mejora la calidad de los servicios de salud que reciben los jubilados” es válido. Por supuesto, a que pensionado no le gustaría ser tratado como un príncipe cuando solicita los servicios de salud?… Cuando pide que le entreguen la droga prescrita por el medico tratante?… pero es que eso no ocurre y cada vez la cuestión se pone más dificil, ahora con la desparición de Saludcoop, si que se complico mucha más la cosa. Soñar que se pueda mejorar…es una mera expectativa, aunque la Constitución contemple “Derechos de las personas de la tercera edad: El Estado les garantiza los servicios de la seguridad social integral …” “Derecho a la seguridad social: la seguridad social es un servicio publico de caracter obligatorio que se prestará bajo la dirección, coordinación y control de
    Estado…” Derecho fundamental Art. 46 y 48. Y pregunto se cumple esto que esta reglado en la Carta Magna?. Es nuestro Estado el principal violador de éste derecho fundamental.
    Se “pide que se reduzcan los aportes para salud de los pensionados del 12% al 4%”, porque como ya lo dijo el señor Alonso Rubió, una mesada del SMLMV $689454 más el descuento $82.700 resta un total de $606.754 para vivir. Con el agravante de que es una persona humilde que tal vez por la situación ecónomica de toda su vida no pudo alimentarse bien, es muy enferma y es el que tenga que acudir a solicitar más los servicios de la EPS. Tendrá que trasportarse -no se sabe como- esperar una atención y sera que la EPS le entregará la droga prescrita?. Es probable que no porque -en el momento no la tenemos- vuelva o llame para ver cuando llega- A lo major tenga que comprarla porque no puede interrumpir su tratamiento (si esta en tto.).

    Reducir los aportes para salud de los pensionados del 12% al 4%”, sería de gran ayuda para quienes devenguen al menos hasta tres SMLMV, de ahí en adelante -con todo respeto- se podría dar cumplimiento con ” uno de los principios sobre los cuales descansa el Sistema General de Salud el de la solidaridad” que tambien aplicaría solidaridad para el pensionado menos favorecido pensionalmente.
    Que tal?. Me apoyan?.
    Atte. Delia P.

  2. edgar timana dice:

    Estimados Profesionales.tengo 2 preguntas: 1;como va la ley 33 sobre la rebaja del 12% al 4% en la cotizacion de salud de los pensionados que se debate en la camara de representantes. 2; si es verdad que el conyugue de un pensionado tiene derecho a un 14 % de la mesada mensual de un pensionado…..
    Gracias por su colaboracion

  3. Clara Maria dice:

    Agradecería se me aclarara la siguiente inquietud:

    Cual es la razón por la cual un pensionado cotiza salud sobre el 100% del ingreso de su pensión y no sobre el 40% como es el caso de los contratos de servicios?

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      su pregunta es muy interesante, y armoniza muy bien con esta otra: por qué el trabajador activo, que además de sueldo recibe prestaciones sociales, aporta únicamente el 4% de su salario, y el pensionado que no tiene prestaciones sociales debe hacerlo sobre el 12% del valor de su pensión?

      Dada la importancia de su pregunta prefiero contestarla a través de un editorial que publicaré en los próximos días.

      Saludos,

  4. Victor Manuel dice:

    Soy pensionado por invalidez desde hace tres años después de pelear durante más de 7 años con el sistema. Ojalá en nuestros casos la pensión correspondiera al 75% de lo que antes devengábamos, en mi caso por haber trabajado en una CTA, mi pensión es del 45% del 70% que ganaba en el momento de producirse mi invalidez, algo que es verdaderamente injusto además de absurdo. Razón por la cual me veo obligado a seguir trabajando para completar mi subsistencia, a pesar de mi estado de salud. En lugar de utilizar ese tiempo para tratar de recuperar mi estado de salud, debo utilizarlo para trabajar y fuera de eso tengo que pagar el 12% adicional para pago de EPS, el que ya mi maltratada pensión está pagando, para recibir el mismo pésimo servicio. Como anécdota les cuento, pedí cita al médico general, cita que me dieron a los 10 días, le dije al médico que me habían comentado que un medicamento serviría para mejorar mi salud (prefiero no mencionar cual) a lo que me respondió que era cierto, pero que él no me lo podía formular, que me tocaba con el neurólogo, me dio cita con el especialista, pero nunca me dieron cita, siempre que iba a agendar la cita, me decían que tenía que volver que la agenda estaba ocupada. NUNCA obtuve esa cita. De igual forma pienso que el especialista tampoco me iba a formular ese medicamento, creo que el médico general estaba pimponeandome como vulgarmente se diría.
    En fin, como cambiar esto? El que tenga una fórmula que lo diga y lo apoyamos.
    En el país de nunca jamás. Jamás sin salud, jamás sin seguridad social digna y muchos jamases más.
    Saludos,
    Víctor Manuel.

  5. Victor Manuel dice:

    Soy pensionado por invalidez desde hace tres años después de pelear durante más de 7 años con el sistema. Ojalá en nuestros casos la pensión correspondiera al 75% de lo que antes devengábamos, en mi caso por haber trabajado en una CTA, mi pensión es del 45% del 70% que ganaba en el momento de producirse mi invalidez, algo que es verdaderamente injusto además de absurdo. Razón por la cual me veo obligado a seguir trabajando para completar mi subsistencia, a pesar de mi estado de salud. En lugar de utilizar ese tiempo para tratar de recuperar mi estado de salud, debo utilizarlo para trabajar y fuera de eso tengo que pagar el 12% adicional para pago de EPS, el que ya mi maltratada pensión está pagando, para recibir el mismo pésimo servicio. Como anécdota les cuento, pedí cita al médico general, cita que me dieron a los 10 días, le dije al médico que me habían comentado que un medicamento serviría para mejorar mi salud (prefiero no mencionar cual) a lo que me respondió que era cierto, pero que él no me lo podía formular, que me tocaba con el neurólogo, me dio cita con el especialista, pero nunca me dieron cita, siempre que iba a agendar la cita, me decían que tenía que volver que la agenda estaba ocupada. NUNCA obtuve esa cita. De igual forma pienso que el especialista tampoco me iba a formular ese medicamento, creo que el médico general estaba pimponeandome como vulgarmente se diría.
    En fin, como cambiar esto? El que tenga una fórmula que lo diga y lo apoyamos.
    En el país de nunca jamás. Jamás sin salud, jamás sin seguridad social digna y muchos mas jamases.
    Víctor Manuel.

  6. socorro dice:

    Buen día: opino sobre un artículo que leí del señor victor Manuel del mes de Agosto del 2016. tiene toda la razón las entidades de salud todas son iguales, a mí me tocó ver y que me lo dijera sobre una muy buena Doctora que trabajaba en una entidad, no digo cual, es para que sepan que la salud en Colombia es muy pésima, a ella la despidieron porque formulaba medicinas muy buenas y acordes con la salud del paciente. Tanto así me la encontré el día que la despidieron y ella me lo dijo, que no pasaba formular lo barato y lo que no sirve a sabiendas que iba a tener al ususrio todas las veces por lo mismo, esperando aliviarse con medicamentos que no servian. Mi conclusión a esto os digo que las Eps de salud deberían de enviar de una buena vez medicamentos que alivien al usurio para no tenerlo siempre allí suplicando por el mismo problema de salud, por eso estamos como estamos. Espero que algún día se arregle el sistema de la salud en Colombia, y haya un mejor servicio bien sea el cotizante como a el dependiente de él y también al pensionado todos los derechos son iguales. Muchas Gracias, Dios les Bendiga!!!!!…

  7. Jorge Hernán Flórez dice:

    Cordial saludo : para mi son importantes los dos objetivos,, un excelente servicio, para nuestra salud y la rebaja de los aportes, para la misma , porque tampoco, gano mucho, con tener un excelente servicio, si de igual manera , no puedo acceder, a muchos insumos , para la manutención de la familia y la propia , mil gracias

  8. dagoberto florez silva dice:

    MI CONCEPTO SOBRE LA REDUCCIÓN DEL APORTE EN SALUD DEL 12% AL 4% FUE UNA FALACIA DONDE EL SEÑOR JUAN MANUEL SANTOS, PRESIDENTE DE ESTE PAÍS SE COMPROMETIÓ CON TODO LOS PENSIONADOS EN PLENA CAMPAÑA PARA SU REELECCIÓN, DONDE EL SABIA QUE NO LA TENIA MUY SEGURA CON SU OPOSITOR DEL CENTRO DEMOCRÁTICO, FUE ALLÍ DONDE LE SOLICITO A TODOS LOS PENSIONADOS QUE LE AYUDARAMOS QUE EL SE COMPROMETIA A LA REDUCCIÓN DEL APORTE EN SALUD, PERO ESTE SEÑOR NOS MINTIÓ, NOS FALTO A LA PALABRA DE UN ESTADISTA, PERO SI SE COMPROMETE EN OTRAS COSAS DONDE LE TOCA AL ESTADO SACAR DINERO PARA CUMPLIR, ESTE SEÑOR Y SU GRUPO DE ASESORES CARECEN DE TODO NO TIENEN PALABRA, ME DUELE COMO COLOMBIANO SABER LA PERSONA QUE NOS ADMINISTRA NUESTRO PAÍS Y QUE ÚNICAMENTE ESTA AL SERVICIO DE LOS MAS PUDIENTES DE ESTE PAÍS Y LA CLASE TRABAJADORA Y LOS PENSIONADOS NO CONTAMOS PARA NADA, PERO SI NOS TIENEN PARA PAGAR IMPUESTOS Y CUBRIR LOS DESFALCOS QUE HACEN LOS PODEROSOS DE SU GOBIERNO COMO COSA RARA.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.