¿Qué son los hedge funds?

Los Hedge Funds (en inglés, “Fondos de Cobertura”), son un tipo de fondo de inversión privado accesible únicamente a un número limitado de personas, ya que el importe mínimo a invertir es muy elevado.

Según el tipo de fondo, el inversor deberá cumplir uno de estos dos requisitos: Inversionista Acreditado o Cliente Cualificado. Muchas veces, los Fondos de Cobertura no necesitan estar registrados en la Comisión Nacional de Valores, por lo que se consideran “fondos secretos” o “no regulados”.

El término "hedge" se puede traducir del inglés como “cobertura”, aunque esto no significa que siempre se utilice una técnica de este tipo. En realidad, los Fondos de Cobertura emplean una amplia variedad de estrategias y, en ocasiones, ni siquiera están “cubiertos” contra el mercado.

Este tipo de fondos se estructuran en forma de asociaciones, siendo el socio general el administrador de la cartera, el cual está encargado de tomar las decisiones en cuanto a inversión, mientras que los inversores ejercen la labor de socios limitados.

El objetivo de los gestores de Fondos de Cobertura es obtener beneficios mucho más elevados que los fondos de inversión tradicionales u otros vehículos de inversión, al tiempo que tratan de no depender del mercado. En muchas ocasiones, los mercados con una alta volatilidad incluso son preferibles, ya que a veces producen los mejores resultados.

Si bien los Fondos de Cobertura propiamente dichos están pensados para no ser regulados, los gestores de este tipo de fondos y los agentes bursátiles están sujetos a las mismas reglas y regulaciones de mercado que cualquier otro agente de bolsa. La ventaja de los Fondos de Cobertura está en la posibilidad de aplicar una amplia variedad de estrategias y en poder invertir en muchos más productos básicos que los fondos de inversión tradicionales: Bienes raíces, arte, productos agrícolas, incluso dominios de Internet. El gestor de Fondos de Cobertura puede poner en práctica la técnica del apalancamiento, las ventas al descubierto, los préstamos respaldados por activos, el arbitraje, etc., con el fin de obtener la máxima rentabilidad para sus clientes.

Sin embargo, aunque los inversores pueden obtener beneficios superiores a la media, los Fondos de Cobertura tienen fama de ser arriesgados y, por este motivo, sólo unos pocos elegidos pueden permitirse invertir en un Fondo de Cobertura. Una persona de clase media, por ejemplo, podría perder los ahorros de toda su vida en una operación tan arriesgada.

El inversionista debe saber perfectamente lo que está haciendo, ya que los Fondos de Cobertura suelen tener muy poca transparencia en comparación con los fondos de inversión tradicionales. En contrapartida, el gestor de Fondos de Cobertura debe demostrar su valía con el fin de ganarse la confianza y el dinero de los inversores.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.