¿Qué son los preferentes en el mercado financiero?

Las participaciones preferentes son un tipo de instrumento financiero que se encuentra a medio camino entre una obligación de deuda y una acción o participación accionaria en una empresa. A pesar de tener características de varios instrumentos financieros, estas participaciones 'preferentes' se distinguen tanto de una acción como de un título de deuda en varias maneras importantes respecto a cómo se pagan. Este tipo de instrumento ha sido utilizado mayoritariamente en España y casi podría decirse que es privativo de aquel país. Sin embargo, estas participaciones se negocian en mercados alemanes y luxemburgueses también.

En primer lugar, estas participaciones no están cubiertas por el Fondo de Garantía de depósitos, haciéndolas vulnerables en caso de quiebra del banco o empresa que las ofrece. Esto hace de las participaciones preferentes un instrumento considerablemente riesgoso. Uno de los contrapesos a este riesgo es el rendimiento de 6% o mucho más que ofrecen estas participaciones.

Otra de sus características es que no pagan intereses en un año si la empresa que las ha emitido no ha tenido beneficios o dividendos. Esta característica hace a las participaciones preferentes más dependientes de la situación financiera de una empresa, incluso más que las acciones normales. Si bien las acciones normales también pueden perder valor, el riesgo de las participaciones preferentes es más elevado.

Estas participaciones pueden ser vendidas a otros participantes del mercado sin restricción alguna, sin embargo, están atadas a su cotización en el mercado. Se ha dicho que este instrumento no tiene mucha liquidez ya que éstas se venden mayoritariamente cuando las cosas marchan mal para el emisor y todos quieren venderlas - es decir, es un instrumento que es negociado muchas veces cuando el mercado va a la baja y no muchos estarían dispuestos a comprar.

Sin embargo, las participaciones preferentes están primero a la hora del reparto de la liquidación final de una empresa. Estas prerrogativas económicas están predefinidas y son inamovibles. A pesar del riesgo que involucran, siendo inversiones que se utilizan a largo plazo, pueden recuperarse de las pérdidas de su emisor eventualmente si la situación financiera logra remontarse. Naturalmente, aquellos cobros perdidos a raíz de dificultades financieras estarán perdidos para siempre, pero en el momento en que el emisor empiece a ganar dinero, tiene que pagar los cupones de las participaciones preferentes. Son instrumentos diseñados eminentemente para invertir a largo plazo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.