¿Qué sucede con la obligación cuando el deudor esta en mora de entregar y el cuerpo cierto se destruye?

Se pensaría que cuando la obligación del deudor consiste en la entrega de un cuerpo cierto y este se destruye la obligación del deudor se extingue, y en cierta forma el código civil  así lo establece, pero si bien la obligación principal que es la de entregar no se puede satisfacer existen otras formas a través de las cuales debe responder el deudor, cuando incurre en cualquiera de las siguientes circunstancias:

  • Cuando la cosa se destruye por culpa del deudor.
  • Cuando la cosa se destruye estando el deudor en mora de entregar.

En ambas situaciones cuando la cosa se destruye, la obligación no se extingue ya que le corresponde al deudor pagar el precio de la cosa y debe indemnizar al acreedor por los perjuicios que su actuar la haya causado. Cuando la cosa se destruye por caso fortuito estando el deudor en mora es importante que este pruebe que la cosa  de igual forma se hubiera destruido en manos del acreedor, ya que si lo acredita solo es obligado a indemnizar los perjuicios por la mora, pero no esta obligado a pagar el precio.

Si el deudor no acredita que la cosa por el caso fortuito hubiere perecido de igual forma en poder del acreedor, le corresponderá pagar el precio y la indemnización por los perjuicios, así se encuentra establecido en el inciso segundo del artículo 1731 del código civil, el cual establece:

Si el cuerpo cierto perece por culpa o durante la mora del deudor, la obligación de este subsiste, pero varia de objeto; el deudor es obligado al precio de la cosa y a indemnizar al acreedor. 

Sin embargo, si el deudor está en mora, y el cuerpo cierto que se debe perece por caso fortuito, que habría sobrevenido igualmente a dicho cuerpo, en poder del acreedor, sólo se deberá la indemnización de los perjuicios de la mora. Pero si el caso fortuito pudo no haber sucedido igualmente en poder del acreedor, se debe el precio de la cosa, y los perjuicios de la mora”. 

La carga de la prueba de que el caso fortuito hubiere ocurrido a la cosa de igual manera en manos del acreedor,  le corresponde al deudor, es decir, este debe probar tal situación.

Por ultimo hay que establecer que  pese a la regla dicha anteriormente cuando se ha constituido responsable del caso fortuito al deudor se estará a lo establecido por las partes en el contrato, según lo establece el código civil.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.