¿Quién debe cobrar o exigir el pago de los aportes a pensión adeudados por el empleador?

Por

La empresa o el empleador tiene la obligación de afiliar  a un fondo de pensiones a sus trabajadores, al fondo que sus trabajadores elijan, y si el empleador no paga los aportes ¿quién debe cobrarlos o exigir su pago?

En principio le corresponde al fondo de pensiones hacer uso de sus facultades coercitivas para cobrar la cotizaciones adeudadas por los empleadores, y de no hacerlo, el fondo termina respondiendo por los aportes que debió cobrar y no lo hizo.

Consulte: ¿Si el empleador no paga los aportes a pensión quién responde por la pensión del empleado?

Cuando el empleador no paga las cotizaciones que corresponden, según sea el caso debe responder el empleador o el fondo de pensiones, pero el trabajador precavido no debería esperar a que llegue la hora de pensionarse para luego demandar y que el juez tenga que decidir quién debe responder por la pensión embolatada por falta de pago de las cotizaciones.

Es un hecho que el fondo de pensiones tiene la facultad, y más que la facultad, tiene la obligación de cobrar los aportes que adeude el empleador, pero sucede que el trabajador también puede cobrarlos, o mejor, exigir judicialmente que el empleador pague esos aportes, aportes que por supuesto debe pagar al fondo y no al trabajador.

Consulte: Cobro coactivo de los aportes a pensión.

En consecuencia, si el trabajador observa que el empleador no pagó los aportes a pensión, no debe esperar a que el fondo de pensión haga el cobro, sino que el mismo puede mediante una demanda laboral exigir el pago de esos aportes, demanda que por lo general se presenta luego de terminado el contrato de trabajo, pues nadie en su sano juicio se le ocurre demandar a la empresa mientras esté trabajando en ella.

Así lo dispuso la sala laboral de la corte suprema de justicia en sentencia 42989 del 20 de julio de 2014 con ponencia del magistrado Rigoberto Echeverri Bueno:

«Ahora bien, de las anteriores reglas trazadas por esta Sala de la Corte, no puede derivarse una aserción como la construida por el Tribunal y que puede resumirse en que el afiliado carece de legitimación para reclamar el pago de los aportes para su pensión, que el empleador omite o está en mora de realizar. Por el contrario, teniendo en cuenta la naturaleza de las prestaciones que integran el sistema de seguridad social, que se construyen a través del tiempo y que, por lo mismo, pueden sufrir varias eventualidades, lo más sensato y ajustado a los principios de la seguridad social es que el directamente interesado pueda pretender la configuración de su derecho en debida forma y, en ese mismo orden, pueda atacar todos aquellos factores que afectan su nacimiento completo, como la mora en el pago de los respectivos aportes.»

Prosigue la corte más adelante:

«Así las cosas, se repite, nada impide que el afiliado reclame por la mora de su empleador en el pago de las cotizaciones al sistema de seguridad social en pensiones, pues es el directamente interesado en la confección y reconocimiento de su pensión, en forma oportuna y completa. Con ello no se niega, naturalmente, que en realidad quienes tienen el principal deber de cobrar son las entidades administradoras de pensiones, como lo ha sostenido la Corte en su jurisprudencia. No obstante, se debe reconocer legitimación a los afiliados para reclamar, pues, en últimas, es a quienes concierne la integración del capital necesario para su pensión y el cumplimiento de los requisitos necesarios para tal efecto.»

Se debe precisar que el fondo de pensiones está obligado a iniciar un proceso de cobro coactivo siempre que el empleado haya afiliado al trabajador, puesto que si no lo ha afiliado, el fondo de pensión  ni  siquiera puede conocer  la existencia de ese trabajador, por lo que le resulta materialmente imposible iniciar un cobro administrativo o jurídico de una deuda que no existe por falta de afiliación, de manera que en tal caso el único camino que tiene el trabajador es demandar al empleador para que lo afilie y le pague retroactivamente los aportes dejados de realizar.

Consulte: Si el juez declara un contrato de trabajo realidad el empleador debe realizar aportes a pensión retroactivos y con intereses.

En cualquier caso, sea que el trabajador haya sido afiliado o no a un fondo de pensiones, este se encuentra legitimado para demandar el pago de la cotizaciones a pensión.

Valga decir que ese trabajo de cobro también lo puede iniciar la UGPP si a sus oídos llega que un empleador no está pagando o está pagando sobre una base inferior a la que debe corresponder, y en tal caso le resultará más oneroso al empleador, puesto que si el cobro lo consigue el fondo de pensiones o lo ordena un juez, el empleador solo debe pagar lo debido más los intereses moratorios, pero si el pago lo ordena la UGPP, además de lo anterior debe pagar una sanción.

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. octavio de jesus cuesta bolaños Dice:

    DEJENSE DE TONTERIAS, ENTONCES PARA QUE ESTÁ LA UGPP, ESO SIRVE DE ADORNO O PARA ACUYUNTAR A LAS PERSONAS NATURALES MAS NO A LAS EMPRESAS QUE SE ROBAN LOS APORTES.
    TENGA EN CUENTA QUE SI EL TRABAJADOR RECLAMA, LO MAS FACIL PARA EL PATRON EN LUGAR DE PAGAR ES, DESPÉDIR AL TRABAJADOR Y SE ACABÓ EL PROBLEMA, LA CUERDA SE REVIENTA POR EL PUNTO MAS DEBIL, CUAL ES, EL TRABAJADOR.

    Responder
    • Alonso Riobó Rubio Dice:

      No son tonterías señor. Y por favor no escriba en mayúscula fija porque eso equivale a gritar, o por lo menos así se ha entendido.

      Lo que dice el editorial es cierto e importante. Si el empleador no paga los aportes y el fondo no cobra, lo natural es que el trabajador procure el pago, bien sea reclamándole directamente al empleador o a través de una demanda ordinaria laboral.

      Y lo anterior es así, porque si el trabajador se desentiende del tema corre el riesgo de que al final pierda la pensión por insuficiencia de cotizaciones y ausencia del empleador, bien porque éste se haya muerto o ausentado, o porque la empresa desapareció. Entonces, como el afectado es el trabajador, es deber suyo mantenerse al tanto de la situación y no dejar su futuro en manos de terceros.

      Tampoco es absolutamente cierto que si el trabajador demanda durante la vigencia del contrato la empresa lo despide. Ese es un riesgo, pero manejable, porque en tal caso el trabajador podría demandarlo y esa circunstancia jugaría como precedente en contra del empleador.

      Saludos,

      Responder
  2. CarsoAgustin Dice:

    trabajé 18 años 8 meses con una entidad del estado,(Contrato indefinido) luego esta entidad cambio de razón social, y trabaje con la misma entidad 4 años más mediante contratos temporales, pero continuos, mi pregunta es, los 4 años temporales si se pueden sumar a los 18 años 8 meses, para completar los 20 años o más como empleado publico?.
    vengo cotizando desde 1978, hasta el 2004; es posible el régimen de transición por semanas (750 o 1000), pues la edad no la tenia en ese entonces, nací en Agosto de 1958, y al 2014, tenía 56 años.
    actualmente tengo 60 años, 1251 semanas, puedo seguir cotizando?
    gracias por su atención...

    Oskar H.-

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.