¿Quiénes no pueden ser revisores fiscales por relación de parentesco?

El artículo 205 del código de comercio establece que el contador público no podrá ejercer como revisor fiscal de una sociedad si está en relación de parentesco con administradores, directivos, cajero, auditor o contador de la sociedad.

Específicamente dice el artículo en mención:

No podrán ser revisores fiscales:

(…)

2) Quienes estén ligados por matrimonio o parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad, primero civil o segundo de afinidad, o sean consocios de los administradores y funcionarios directivos, el cajero auditor o contador de la misma sociedad (…)

Así las cosas, si el contador en relación con los administradores, miembros de la junta directiva, el cajero o tesorero, auditor o contador de la sociedad, se encuentra en la siguiente situación no podrá ser elegido como revisor fiscal:

  1. Cónyuge
  2. Padre/hijo adoptivo
  3. Cuñado/a
  4. Suegro/a
  5. Padre
  6. Hijo/a
  7. Abuelo/a
  8. Hermano/a
  9. Nieto/a
  10. Bisnieto/a
  11. Sobrino/a
  12. Primo/a

La inhabilidad se extiende hasta los cuñados y primos. No se extiende hasta los  sobrinos o primos del cónyuge, ni a los primos propios en segundo grado, pero sí hasta los biznietos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.