Quiero producir autos que mis trabajadores puedan comprar

Por   04/02/2018

Es una frase de Henry Ford, personaje que no hace falta presentar, frase que intenta dejar una enseñanza de economía que 70 años después al parecer no entendemos y no aplicamos.

Las empresas deben producir bienes que la gente pueda comprar, de lo contrario no tiene sentido invertir.

Está bien que los mismos trabajadores puedan comprar los bienes que la empresa producto, pero ese no es el sentido que se le debe dar a la frase.

¿Quién compra los productos de cualquier empresa? Naturalmente las personas. ¿Y cuáles personas por excelencia compran esos productos? ¡Los asalariados!

¿A dónde vamos con eso?

Que los asalariados, que son los que consumen los bienes y servicios ofrecidos por el sector productivo, deben tener dinero para comprarlos, pues sino las empresas estarán produciendo autos que sus trabajadores no pueden comprar y entonces habrán fracasado, como lo exponía Ford.

Esto nos lleva a que es necesario que los asalariados, que son la mayoría, deben tener sueldos decentes para poder consumir.

Es evidente que con un sueldo de subsistencia no hay margen para comprar todo lo que está a la venta, y entonces las empresas no tienen margen de crecimiento.

Supongamos una economía en la que existen sólo dos empresas: A y B.

Los productos que fabrica la empresa A, son comprados por los trabajadores que tiene la empresa B, de manera que si B no paga buenos sueldos a sus trabajadores, entonces A no tendrá a quien vender sus productos, y A habrá fracasado porque B no paga bien a sus trabajadores.

Pero podríamos decir que ese no es un problema de B, y que a B no le interesa si A se arruina o crece. Que a B sólo le interesa pagar poco a sus trabajadores para ganar mucho.

Pero olvidamos que en esta economía imaginaria sólo hay dos empresas, lo que significa que los productos de B son comprados por los trabajadores de A, pero si A fracasa por culpa de los bajos salarios que paga B, entonces A despide a sus trabajadores y B se queda sin clientes, por lo que también fracasará.

Es  un ejemplo que podemos extrapolar a una economía que tiene miles de empresas. Si ninguna paga salarios decentes habrá una masa de obreros sin capacidad de comprar productos, por lo que no se entiende la razón para que los empresarios sean tan reacios a incrementar el salario.

Si hay dinero hay consumo, y si hay consumo las empresas pueden producir  y vender, y eso no debería ser imposible si partimos de que las empresas nacen porque hay un capital disponible para ser invertido, y  que será el encargado de poner a andar a todo el sistema.

Por supuesto es un razonamiento muy elemental pero que tiene sentido.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

4 Opiniones
  1. Manuel botero Dice:

    De perogrullo.
    No muchos lo estan olvidando y la realidad de su errror los saca rapidito del mercado pero son muchisimos mas los quelo hacen apropiadamente.
    Es un buen concejo para los nuevos y para los que impulsan el emprendimiento a la topa tolondra.

    Responder
  2. Gregorio Dice:

    Esos son los racionamientos simples que los “los genios, magos o sabios de la economía, del gobierno y empresarios” deberían recordar.

    Felicitaciones Gerencie.com

    Responder
  3. diani Dice:

    Estos sabios pensamientos no los ha escuchado el ministro Cárdemas

    Responder
  4. Empresario anonimo Dice:

    “por lo que no se entiende la razón para que los empresarios sean tan reacios a incrementar el salario”

    Se nota que esto no lo escribió un empresario, sino un asalariado, que sin el animo de sonar despectivo, carece de un análisis imparcial del fenómeno.

    El consumo no es una consecuencia necesaria del aumento del salario, mientras que el aumento de los costos, si es consecuencia necesaria del aumento del salario. Es decir, yo puedo pagarle a mis trabajadores dos veces salario mínimo, pero según las proyecciones financieras que he realizado, mas rápido entro en disolución y liquidación, que realmente aumentar los ingresos al mismo nivel de los nuevos costos fijos. Por cada peso que yo le pago a mis trabajadores debo asumir una sobrecarga del 65% adicional correspondiente seguridad social, parafiscales y prestaciones sociales.
    Hay en periodos contables que la empresa arroja perdidas, los socios no reciben dividendos por varios años y fuera de eso, se esta desvalorizando su patrimonio. Pero claro, al trabajador eso no le interesa porque tiene su salario al día.

    Segundo, el salario tecnicamente es la retribución que le pagan un trabajador por el valor que genera en la empresa. Si yo me pongo a analizar, aproximadamente el 70 % de mi planta de empleados no genera ningún valor, son personas que no quieren sobresalir ni les interesa profesionalizar sus conocimientos, ni siquiera otorgándole subsidios para estudiar por parte de la empresa; y las labores que realizan, fácilmente podrían ser reemplazadas por cualquier persona de la calle con una educación técnica o un bachillerato. ¿Por que al gerente o al abogado de la nuestra empresa le pagan 10 veces mas que a los anteriores?, porque son personas que se han preparado haciendo muchos sacrificios personales, y con su labor, han ayudado a la empresa con innumerables problemas, en numerosos gastos financieros y litigios. Si los trabajadores se centraran mas en generar valor para la empresa, y menos, en sentarse a solicitar concesiones, podrían negociar el salario en las condiciones que quisieran. En muchos países de Europa, no existe siquiera el salario mínimo legal, cada trabajador negocia libremente su salario con el empleador, y las retribuciones son mucho mas altas que en otros países del mundo; precisamente porque se enfocan en generar valor a la empresa. No desconozco que Colombia hallan trabajadores de mucha calidad, en mi empresa, algunos empezaron de cero y llegaron a la cima, pero esos rápidamente salen de su zona de confort, y conscientes de sus capacidades tienen sus propios emprendimientos, y son los que se convierten en futuros empleadores. De hecho, antes de ser empresario, yo empece como despachador en una bodega y estudiaba todos los días por las noches. Si los trabajadores generaran tanto valor, como dicen generar, no estarían exigiendo salarios, sino emprendiendo.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.