Quórum deliberatorio en las cooperativas

Superintendencia de economía solidaria

Bogotá D.C., 19 de abril de 2002

SES-OJ-0336-02

Quórum mínimo que debe tener en cuenta una cooperativa para deliberar y adoptar decisiones válidas.

Sobre el particular, le manifestamos lo siguiente:

En primer término, es necesario revisar el contenido del citado artículo 31 de la Ley 79 de 1988, que establece:

La asistencia de la mitad de los asociados hábiles o de los delegados convocados constituirá quórum para deliberar y adoptar decisiones válidas; si dentro de la hora siguiente a la convocatoria no se hubiere integrado este quórum, la asamblea podrá deliberar y adoptar decisiones válidas con un número de asociados no inferior al diez por ciento (10%) del total de los asociados hábiles, ni al cincuenta por ciento (50%) del número requerido para constituir una cooperativa. En las asambleas generales de delegados el quórum mínimo será el cincuenta por ciento de los elegidos y convocados.”

“Una vez constituido el quórum, éste no se entenderá desintegrado por el retiro de alguno o algunos de los asistentes, siempre que se mantenga el quórum mínimo a que se refiere el inciso anterior.”

De la norma transcrita, es preciso diferenciar 2 situaciones que se pueden presentar: a) en la asamblea general de delegados y b) en la asamblea general de asociados.

a) Asamblea general de delegados.

Lo pertinente a estas asambleas según la norma citada, son los siguientes apartes: “La asistencia de la mitad de los delegados convocados constituirá quórum para deliberar y adoptar decisiones válidas”. “En las asambleas generales de delegados el quórum mínimo será el cincuenta por ciento de los elegidos y convocados”.

De estas disposiciones podemos extraer las siguientes conclusiones:

Los delegados para efectos de constituir quórum para deliberar y adoptar decisiones válidas y para completar el quórum mínimo en una asamblea general, no tienen que ser “hábiles”, como sí se obliga en la asamblea general de asociados. En tal virtud, en concepto de esta Oficina, la “habilidad” para los delegados en estos eventos sólo podría establecerse por disposición estatutaria. Si así se encuentra establecido en los estatutos los delegados para ser elegidos deben estar hábiles al momento de la elección.

Sin perjuicio de lo anterior, considera esta Oficina que aunque incurran en mora en el cumplimiento de sus obligaciones seguirán ostentando la calidad de delegados por el lapso que les falte para cumplir su período, a no ser que los estatutos establezcan expresamente que en dicho evento deben ser remplazados por sus suplentes.

Lo anterior se sustenta en el hecho de que los delegados asisten a la asamblea en representación de los asociados hábiles que lo eligieron, es decir, son los que toman las decisiones por el grupo de asociados que lo invistieron con esa facultad. Además, la ley establece que la asamblea la conforman los delegados, sin exigir que sean hábiles, calidad que sí exige expresamente para los asociados (artículo 27 de la Ley 79 de 1988).

Desde luego, si como es asociado es inhábil, podría votar como delegado, pero no ser elegido para los cargos que se designen en la asamblea correspondiente, que requieren la calidad de asociado hábil. Por ejemplo, no podría ser elegido miembro de la junta de vigilancia.

2) Acorde con lo anterior, constituye quórum para deliberar y adoptar decisiones válidas, la mitad de los delegados convocados asistentes. Si la habilidad de los delegados es exigida por disposición estatutaria, sería la mitad de los delegados convocados asistentes hábiles. Es preciso tener en cuenta que la norma exige la mitad, no la mitad más uno.

3) El quórum mínimo para deliberar y adoptar decisiones válidas en una asamblea general de delegados, es el cincuenta por ciento de los delegados elegidos y convocados, a no ser que por disposición estatutaria se exija que sea el cincuenta por ciento de los delegados elegidos y convocados hábiles.

b) Asamblea general de asociados.

A esta clase de asambleas les resultan aplicables los siguientes apartes de la norma en estudio: “La asistencia de la mitad de los asociados hábiles constituirá quórum para deliberar y adoptar decisiones válidas”. “…si dentro de la hora siguiente a la convocatoria no se hubiere integrado este quórum, la asamblea podrá deliberar y adoptar decisiones válidas con un número de asociados no inferior al diez por ciento (10%) del total de los asociados hábiles, ni al cincuenta por ciento (50%) del número requerido para constituir una cooperativa.”

De los apartes citados extraemos las siguientes conclusiones:

1) Constituye quórum para deliberar y adoptar decisiones válidas la mitad de los asociados hábiles asistentes.

2) ¿Qué se debe entender por la expresión: “si dentro de la hora siguiente a la convocatoria no se hubiere integrado este quórum”?. Esta Oficina lo interpreta de la siguiente manera: Si de acuerdo con la convocatoria la reunión de asamblea general está prevista para comenzar a las 8 a.m. se debe esperar hasta las 9 a.m. para completar el quórum previsto en el numeral anterior. Si a las 9 a.m. no se ha podido completar dicho quórum, la asamblea podrá deliberar y adoptar decisiones válidas con el quórum mínimo que explicaremos en el punto siguiente. Observamos que la norma no establece un límite para empezar la reunión, por tanto, sugerimos que en los estatutos se fije esa hora límite. Acorde con el ejemplo anterior, se podría establecer dicho límite, entre otros, así: “por tarde hasta las 11 a.m.”. Dicha reglamentación estatutaria tiene como sustento la adecuada información y participación de los asociados prevista en el artículo 29 de la Ley 79 de 1988.

3) “…la asamblea podrá deliberar y adoptar decisiones válidas con un número de asociados no inferior al diez por ciento (10%) del total de los asociados hábiles, ni al cincuenta por ciento (50%) del número requerido para constituir una cooperativa. ” De la parte resaltada encontramos que tratándose de asamblea general de asociados, hay dos mínimos que deben respetarse para efectos de que haya quórum deliberatorio y decisorio: a) un número de asociados no inferior al diez por ciento del total de los asociados hábiles y b) un número no inferior al cincuenta por ciento del número requerido para constituir una cooperativa (10 si se trata de una cooperativa de servicios a los asociados y 5 si se trata de una cooperativa de trabajo asociado o cooperativas agropecuarias, agroindustriales, piscícolas y mineras).

Sin embargo, en concepto de esta Oficina, el quórum mínimo legal para deliberar y adoptar decisiones válidas la asamblea general de asociados es de 10 tratándose de cooperativas de servicios a los asociados de conformidad con el último inciso del artículo 14 de la Ley 79 de 1988 o 5 en el caso de cooperativas de trabajo asociado, agropecuarias, agroindustriales, piscícolas y mineras, de acuerdo con los artículos 71 y 84 de la citada ley. Nunca se puede estar por debajo de estas cifras peso sí por encima. Lo anterior, lo explicamos con dos ejemplos:

3.1) En una cooperativa de servicios a los asociados existen 450 asociados hábiles. El 10 por ciento de 450 es 45 y el cincuenta por ciento para constituir esa cooperativa es 10. En este caso el número mínimo que se debe tener en cuenta para efectos de que la asamblea general de asociados pueda deliberar y decidir válidamente, es 45.

En una cooperativa de trabajo asociado, agropecuaria, agroindustrial, piscícola o minera existen 450 asociados hábiles. El 10 por ciento de 450 es 45 y el cincuenta por ciento para constituir cualquiera de esas clases de cooperativas es 5. En este caso el número mínimo que se debe tener en cuenta para efectos de que la asamblea general de asociados pueda deliberar y decidir válidamente, es 45.

3.2) En una cooperativa de servicios a los asociados existen 40 asociados hábiles. El 10 por ciento de 40 es 4 y el cincuenta por ciento para constituir esa cooperativa es 10. En este evento el número mínimo que se debe tener en cuenta para efectos de que la asamblea general de asociados pueda deliberar y decidir válidamente, es 10, pues como se mencionó anteriormente el quórum legal mínimo siempre es 10, es decir, que dicha cifra puede ser superior pero no inferior.

En una cooperativa de trabajo asociado, agropecuaria, agroindustrial, piscícola o minera existen 40 asociados hábiles. El 10 por ciento de 40 es 4 y el cincuenta por ciento para constituir cualquiera de esas clases de cooperativas es 5. En este caso el número mínimo que se debe tener en cuenta para efectos de que la asamblea general de asociados pueda deliberar y decidir válidamente, es 5, pues el quórum legal mínimo siempre es 5. Dicha cifra puede ser superior pero no inferior.

Por último, el párrafo final de la norma en estudio, esto es: “Una vez constituido el quórum, éste no se entenderá desintegrado por el retiro de alguno o algunos de los asistentes, siempre que se mantenga el quórum mínimo a que se refiere el inciso anterior”, aplica tanto para la asamblea general de asociados como para la de delegados. Este aparte consideramos que es claro y por tanto no requiere de interpretación especial.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.