Radicado en la Cámara proyecto de ley que busca crear prima de servicios para empleados domésticos

Luego de que la Corte Constitucional instara al Congreso a legislar sobre el derecho de los empleados domésticos a la prima de servicios, un grupo numeroso de senadores y representantes encabezados por Angélica Lozano, Claudia López y Antonio Navarro Wolf, radicaron en la secretaría de la Cámara de Representantes el proyecto de ley que discutirá el Congreso en la presente legislatura, tendiente corregir el déficit de protección en materia de derechos laborales que afecta a las trabajadoras del servicio doméstico.

Como se recordará, en la Sentencia C-871 del 13 de noviembre de 2014, al ocuparse la Corte Constitucional de una demanda de inexequibilidad del Art. 306 del Código Sustantivo del Trabajo, que excluye a las trabajadoras domésticas del derecho a la mencionada prima, la Corporación se abstuvo de expulsar del ordenamiento jurídico  la norma demandada, tras considerar que con dicha declaratoria de inexequibilidad se podía generar un conflicto, ya que automáticamente la obligación de pagar la prima de servicios aplicaría para todos los empleadores, y la Corte prefería que el asunto fuera materia de discusión y análisis por parte del Congreso, de tal manera que la obligación inicialmente comprendiera a los empleadores solventes económicamente, y que poco a poco su cobertura se fuera ampliando hasta cubrir el 100% de los empleadores, y que mientras ello se daba, en forma paralela se fuera desarrollando una labor de sensibilización en el sector patronal, para que la medida fuera  recibida sin mayores reparos.

Ahora bien, revisado el proyecto se observa que en el mismo no se establece la gradualidad de la aplicación tal como lo recomendó la Corte, sino que la obligación va dirigida a todos los empleadores.

Sin embargo, lo anterior no debe despertar mayor preocupación entre los hogares que utilizan los servicios de dichas trabajadoras, porque se trata apenas de un proyecto, que muy seguramente será objeto de modificaciones durante su trámite en las dos cámaras legislativas.

Ojalá que con esta iniciativa no ocurra lo mismo que está sucediendo con el proyecto de ley que busca disminuir del 12% al 4% el valor de los aportes a salud a cargo de los pensionados, que se frenó porque el gobierno le advirtió al Congreso que por razones presupuestales no apoyaba dicho proyecto.

El texto del proyecto de ley que empezará a discutir próximamente el Congreso, es el siguiente:

PROYECTO DE LEY No. (  ) 

“Por medio del cual se garantiza el acceso en condiciones de universalidad al derecho prestacional de pago de prima de servicios para trabajadores domésticos” 

El Congreso Decreta: 

Art. 1º. Objeto: La presente ley tiene como objeto garantizar y reconocer el acceso en condiciones de universalidad, igualdad y progresividad el derecho prestacional de pago de prima de servicios para las trabajadoras y los trabajadores domésticos.

Art. 2º. Modifíquese el artículo 306 del Decreto – Ley 2663 del 5 de agosto de 1950 – Código Sustantivo del Trabajo– el cual quedará así: 

Artículo 306. Principio General: Todo empleador está obligado al pagar a cada uno de sus trabajadores, como prestación especial, una prima de servicios que corresponde a un mes de salario dividido en dos pagos por año, en la siguiente forma: una quincena el último día de junio y otra quincena en los primeros vente días de diciembre, a quienes hubieren trabajado o trabajaren todo el respectivo semestre o proporcionalmente al tiempo trabajado. 

Art. 3º. Vigencia: La presente ley rige a partir de la fecha de su promulgación y deroga todas las normas que le sean contrarias.

Cordialmente:

En la exposición de motivos los autores de la iniciativa hacen una férrea defensa y justificación de la reforma que proponen, y terminan diciendo:

 “(…) afirmar que el trabajo doméstico no es una actividad que produce utilidades, resulta no ser una premisa consistente para defender una discriminación hacia los trabajadores de este sector económico. Razón por la cual, es necesario que el Congreso de la República en ejercicio de la cláusula general de competencias legislativas, proceda a corregir este yerro histórico que se ha cometido contras las personas que se desempeñan en trabajo doméstico remunerado, equiparando los derechos de estos trabajadores y erradicando la última barrera de discriminación legal que hoy queda vigente contra los trabajadores del servicio doméstico10, para suplir así el déficit de protección laboral develado por la sentencia C–871 de 2014 y dar cumplimiento a las compromisos internacionales suscritos y ratificados por Colombia en punto al tema objeto de este proyecto de ley. 

Recogiendo varias de las afirmaciones contenidas en las páginas precedentes, la Corte Constitucional determinó de forma categórica que:

 “A partir del análisis expuesto, y de la jurisprudencia reiterada en esta providencia, debe concluirse que la distinción entre trabajadores del servicio doméstico y otros trabajadores para el pago de la prima es abiertamente irrazonable, por lo tanto, violatorio del principio de igualdad” 

Así las cosas, es nuestro deber como Congresistas garantizar el principio de igualdad material consagrado en el inciso segundo del artículo 13 de la Constitución Política de 1991 y dar la respuesta constitucional adecuada que el pueblo exige y que la Corte Constitucional ha exhortado mediante la sentencia citada.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

Una opinión
  1. cortes amanda dice:

    me parece el colmo el pago de una prima para las empleadas domesticas con todo lo que se comen y lo que se roban.lo unico que lograran si aprueban este error de ley sera que casi todas las personas presindan de los servicios de estas y en vez de lograr una mejora social para estas lograran una gran cantidad de domesticas que se quederan sin trabajo

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.