Recurrir a la devaluación no es una solución cuando la crisis es global

Cuando la crisis económica es mundial, de poco sirve echar mano a la revaluación para palear la situación.

La devaluación de la moneda es una estrategia que muchos países utilizan para ganar competitiva artificialmente en momentos difíciles, estrategia que ofrece pocos efectos cuando todo el mundo está en problemas.

La idea de devaluar la moneda, es que los productores internos reciban mayor remuneración en moneda local, con lo cual se puede dinamizar la economía interna, por cuanto entra en circulación más dinero para pagar empleados y para consumir.

Pero cuando todo el mundo está en crisis, de poco servirá la devaluación por cuanto el consumo de los demás países está también en problemas y dejarán de importar, luego las exportaciones del país que ha optado por devaluar, se disminuirán anulando cualquier beneficio interno que se hubiera conseguido con la devaluación.

La devaluación sirve siempre que las exportaciones en dólares no disminuyan, pero cuando estas disminuyen, como está sucediendo actualmente en todo el mundo, la devaluación sólo contribuirá a generar inflación, mas no será una solución a la crisis.

Supongamos un país que exporta 100 millones de dólares y su moneda local se cambia a 1.000 unidades por cada dólar. Por las exportaciones recibirá 100.000 millones en moneda local, y si devalúa un 20% recibirá 120.000 millones en moneda local, dinero adicional que entra a circular en la economía dinamizándola.

Pero si las exportaciones del país disminuyen a 50 millones de dólares, sólo recibirá 50.000 millones en moneda local, y para compensar esa disminución tendría que devaluar un 100% su moneda, lo cual generará inflación y otros desajustes macroeconómicos, haciendo que el remedio resulte peor que la enfermedad, luego, la solución habrá que buscarla por otro lado.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.